martes, junio 25, 2013

mi bienestar emocional con coca-cola

He tenido la suerte de ser seleccionada por Coca-cola como una de las madres a las que a partir del sábado van a cuidar un poquito.
Porque eso fue lo que hicieron en sábado con nosotros, cuidarnos un poquito. Coca Cola y su Instituto de la Felicidad nos invitaron a pasar un día enterito con nuestros hijos para ayudarnos a conocernos mejor, para poder cuidar mejor de nuestros enanos. Tuvimos dos talleres para mejorar nuestro bienestar emocional.



Este fue nuestro programa, ¿no os parece una oportunidad de oro?, a mi me lo pareció, tanto Alejandra Vallejo-Nágera como Laura Rojas Marcos, son dos mujeres increíbles que saben mucho, pero mucho y que nos contaron cosas de lo más interensantes y que voy a compartir con vosotras, porque como dicen en el Instituto de la Felicidad, compartir es felicidad.


 Desayunando antes de comenzar, nos cuentan lo que es el Instituto de la Felicidad de Coca-cola y nos presentan a Alejandra y Laura.



 Desayuno que nos esperaba para coger fuerzas antes de comenzar.

Los dos talleres deberían ser prescripción médica para madres, en serio, salimos de un día entero en Baby Deli con un subidón increíble y por supuesto con el firme propósito de ser mejores madres.

Tengo tanto que contar que creo que dividiré el día en varios post, tomé muchos apuntes, jajajaja para contaros todo, pero vamos a ello, hoy os contaré de qué fue el primer taller.

CONTROLA TU ESTRÉS ANTES DE QUE ACABE CONTIGO


Mientras los niños hacía su propio taller: hacer un cuento, Alejandra Vallejo-Nágera comenzó hablándonos de la entrega de las madres hoy en día, que si el trabajo, la casa, los niños, vamos que somos súper madres, tenemos telepatía, sabemos lo que va a pasar antes de que pase, tenemos visión de rayos X, tenemos el grito paralizador,  y hasta brazos biónicos, pero por encima de todo lo que tenemos es UNA INCREÍBLE CAPACIDAD PARA AMAR.

Y todo esto, todo esto que hacemos cada día lo queremos hacer súper bien y ahí es cuando empezamos a fallar, porque una llega a todo a duras penas.

Nuestros primer fallo: las madres europeas se dedican 30 hora diaria a si mismas y encima se sienten culpables, (mi media hora desgraciadamente es la de ir a la compra!!!!)



La receta de Alejandra, para empezar a cuidarnos un poco:

Cuando te estés duchando, DÚCHATE, carcajada generalizada, ya y ¿cuando pienso el siguiente post?
Ducharse sin pensar en nada más, sin niños a tu alrededor, sin nada, solo tú, el agua, el jabón y tus 5 sentidos, disfrutando de la ducha, ¿cuando fue la última vez que lo hiciste? yo ya ni me acuerdo, hoy por la mañana mientras me duchaba estaba pensando en el menú semanal, mal empiezo.

Llegados a este punto es cuando aparece el estrés, pero tu no te das cuenta, la razón, cierta dosis de estres está bien y nos permite mantenernos vivos, pero más allá es un desastre y es cuando empiezan los problemas. El problema es que no nos damos cuenta, nos vamos acomodando a la nueva situación poco a poco hasta que acabamos totalmente estresadas y esto puede desencadenar en problemas tanto físicos como emocionales.

Primero nos contó el experiemento (un tanto cruel) de la rana para hacernos ver esta situación. Si coges una rana y la pones en un cazo en el fuego, la rana se va a acomodando poco a poco, primero el agua está calentita, y se acomoda, luego un poco más, ella sigue reprogramándose a la nueva situación, poco a poco el agua se va poniendo más y más caliente hasta que se achicharrra, no salta!!!

Bastante gráfico ¿no? bueno pues tu eres la rana y el estrés es el agua caliente, te vas acomodando poco a poco hasta que caes enferma.

Estas son algunas de las preguntas que Alejandra nos hizo para saber cuánto estábamos estresadas

¿te irritas o te enfadas a  la mínina ocasión?
¿duermes bien cuando hay alguna dificultad en tu vida?
¿últimamente se te va el santo al cielo?
¿qué músculos se agarrotan o qué parte del cuerpo te duele?
¿desconfias o te cuesta delegar?
¿sientes que los demás no te ayudan lo suficiente?
....

Podría seguir pero si te identificas con alguna, mejor poner remedio.

La receta de Alejandra

Aprende a respirar bien, por lo visto los niños respiran bien y cuando somos adultos dejamos de hacerlo, dejamos de respirar con el diafragma, y es fundamental, nos llegará un 40% de oxígeno más al cerebro.

Medita y aquí es cuando todas flipamos, meditar, ¿qué me dices? si, meditar, ¿qué es meditar? fue lo primero que pensé.
Así que nos dio unas breves pautas para meditar, poner la mente en blanco, centrarnos en nuestra respiración, inhalar, exhalar, sentadas en una silla, sin estar tensos, todo nuestro cuerpo relajado, sólo respirando.

Como todo, esto hay que practicarlo, primero un minuto, luego dos y así hasta el infinito y más allá.
Alejandra medita media hora por la mañana y media por la noche y se le ve muy bien, cabal, segura de si misma, y sobre todo MUY FELIZ así que vamos a probar, ¿os parece? ¿alguien se apunta conmigo?


Y mientras las mamis aprendían a no estresarse y a conocerse mejor, los peques lo pasaron en grande entre taller y taller.






Las madres afortunadas,con el equipo de Coca Cola, el Instituto de la Felicidad, Alejandra y Laura.




Esta foto nos la hicieron a María Escarabajos y a mi al final del evento, es una de esas fotos en las que las dos nos encontramos ideales y lo que estábamos es FELICES!!!! así que creo que con esto os lo he dicho todo.

Continuará...

29 comentarios :

  1. Anónimo8:54 a. m.

    Qué maravilla... y donde podría una mamá estresada disfrutar de algo así

    Qué suerte

    un besazo

    ResponderEliminar
  2. Cuéntanoslo todo Lucia!! Esta información es básica para sobrevivir, jajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo admiro a cualquier madre del mundo: no tiene que ser NADA fácil! Enhorabuena Lucía!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por compartirlo!!! Efectivamente, hay que centrarse en lo que se está haciendo, pero como dices, en la ducha es cuando la mente aprovecha para pensar en la cena, la ropa que se van a poner al día siguiente, la lavadora que está pendiente de tender...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡SOCORRO!!!, YA NO HE SALTADO... me identifico en todas las preguntas...

    Muchas gracias por compartirlo y espero ansiosa el "Continuará..."

    Ana

    ResponderEliminar
  6. ¡Cuántos apuntes has tenido que tomar!! Leo y medio río, medio lloro, medio digo: "¡imposible! ¿No pensar en la ducha? ¿Meditar? ¡Ay dios!". Ha tenido que ser hiper-interesante y un gran día, gracias por compartir la sabiduría del Instituto de la Felicidad :) A ver si nos aplicamos un poquito porque en el cuestionario de preguntas saco nota.
    PD: Estabais ideales!

    ResponderEliminar
  7. Estabais estupendas!! Qué chulo en momento "entrevista del estrés". Nos vemos en la próxima! Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10:24 a. m.

    Qué pena...no te leo desde el jueves y hoy venía con mono: esperaba recargar las pilas del martes (lunes festivo en coruña) leyendo cositas de fiestas de fin de curso, Hombres G en MaríaPita(...genial!!!), Hogueras de SanJuan, sol y nordés apertecibles...
    Bueno, me las recargaré con los consejos de cocacola, supongo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pena, pena no sé por qué, porque realmente fue un día 10! aprendí muchísimo y está claro que no he sabido transmitirte lo bien que lo pasé y el bien que me hizo ir a los talleres.
      Este año no hubo Hombres G hubo otras cosas, ¿sol?bueno ayer... hogueras.... ya veo que has disfrutado, yo también!

      Eliminar
  9. Ay! Te he leído con todos los sentidos! Gracias por compartirlo!. Lo que habría dado por estar allí!
    Yo intenté lo de "meditar" hace un tiempo y me ponía de los nervios (mala señal)...
    Si contestas sí a todas esas preguntas ¿es para preocuparse? (;))))´
    Super atenta a la próxima entrega!
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Me encanta que nos cuentes estas cosas tan interesantes. Lo que hubiera dado yo por estar ahí, con lo que me gustan esas charlas de autoayuda. Tomo nota de todo y espero ansiosa lo demás. Un besito.

    ResponderEliminar
  11. Pero qué suerte! de verdad que me hubiese encantado poder ir, esas cosas te hacen pensar. Y lo de meditar prometo ponerlo en práctica... Aunque creo que empezaré por sólo ducharme... poco a poco!

    ResponderEliminar
  12. Ducharse sin pensar??? imposible!!!! meditar??? y eso qué es lo qué es??? Si algún día llego a vivir sin estrés, que no sé si llegará ya que siempre pensé que ese día llegaría cuando los niños fuesen mayores (claro que quizás lo que ocurre es que la definición de hijo mayor no la tengo clara), creo que me sentiría rara :)
    Besinos

    ResponderEliminar
  13. LUCIA DEFINITIVAMENTE LO NECESITO. Mira llevo días con una sensación en la garganta algo estraño, como si se me hubiera quedado ahí una pipa atravesada, y ahora resulta ser stress, increíble pero cierto, osea que yo soy la rana que he explotado jajajaj, asi que desde ya PARO, respiro ondo, me ducho solo me ducho ( que dificil esto jajaja) casi que cierro la puerta con cerrojo para que no se me cuele ningún niño, y por favor la próxima vez tu háblale a el sr/a. de coca-cola y del instituto de la Felicidad de mi . :)

    Mientras tanto espero CON ANSIA, el próximo post. Me siento Rana, me siento Rana , me siento Ranaaaa. BOOOOM!!!!

    Besos
    Charo
    Gracias por existir

    ResponderEliminar
  14. Anónimo3:15 p. m.

    Qué maravilla!!! Y estos cursos.... ¿al común de los mortales los dan? Porque creo que en vez de con principio de Alzheimer lo que estoy es.... ESTRESADA!!!
    Gracias. Elena.

    ResponderEliminar
  15. aintzane3:33 p. m.

    Gracias lucia por compartirlo!! Ya veo q somos muchas ranitas las que te leemos... por favor,esperamos ansiosas la segunda parte. todas queremos saltaaaar!!! Besos.

    ResponderEliminar
  16. felices y gaupísimas estáis! muuuchas gracias por compartir tu experiencia! atenta a los siguientes posts!!!

    ResponderEliminar
  17. M encanta! Me sentido muy identificada, muchas veces es un consuelo ver que todas estamos igual. Lo de la ducha me ha encantado, creo q imposible dejar la mente en blanco....yo xa meditar rezo, media hora x la mañana y media hora por la tarde, claro que funciona!
    Enhorabuena x tu trabajo, m encanta!

    ResponderEliminar
  18. vaya suerte la vuestra! ganas de segunda parte...
    un beso
    inÉs

    ResponderEliminar
  19. Anónimo7:26 p. m.

    Que banda horteras

    ResponderEliminar
  20. Enhorabuena Lucía. Ha tenido que ser una experiencia única. De esas que ya recordarás para siempre. Muchas gracias por compartirla y hacerla un poquito nuestra.

    ResponderEliminar
  21. Madre no soy.

    Pero cuando me agobio medito y respiro mucho!

    ResponderEliminar
  22. Qué entrada tan bonita! aunque lo de la rana me ha dejado un sabor agridulce: por un lado la enseñanza tan buena y por otro...la pobre rana... Aunque me pone triste pensarlo, me apunto el experimento, que lo contaré en más de una charla que de.

    Y enhorabuena por la experiencia. A meditar un ratito todos los días, que viene muy bien!

    ResponderEliminar
  23. Muy interesante, dificilde poneren práctica como bien dices, pero muy interesante. Estoy deseando leer la segunda entrega!!!

    ResponderEliminar
  24. Muy interesante, dificilde poneren práctica como bien dices, pero muy interesante. Estoy deseando leer la segunda entrega!!!

    ResponderEliminar
  25. Hola Lucia,
    Anoche, mientras me duchaba acompañada de mi hija de 6 años y de mi hijo de 3, no hacía mas que acordarme de este post...
    Ya ni me acuerdo de lo que es ducharme, solo ducharme!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  26. ainsss lo que me ha gustado este post!! lo he leido hoy, un poco tarde pero que identificada me siento, no osy madre (admito que no se como lo haceis) pero si una persona que sufre muucho estres, hace cosas de unas semanas empecé a notarme un gran pinchazo en el pecho izquierdo, al principio solo una molestia, luego más fuerte y llego un punto en el que no me dejaba moverme ni dormir...finalmente que era? Estrés!! me han recomendado meditar...y tengo que reconocer que todavía no le he cogido el truco!! aunque seguiré intentándolo!! Gracias por tus post que leo siempre que puedo!

    Saludos desde Gelolas Vintage Vigo

    www.gelolasvintageshop.blogspot.com

    ResponderEliminar
  27. ¿Que si me siento identificada con esas preguntas? Con esas y con las que no has puesto. Lo de la rana es real como la vida misma, lo mío fue epilionefritis aguda. ¿Dormir del tirón? No sé lo que es. Una ducha tranquila? Sólo cuando no hay nadie en casa, y aún así dura 3 minutos por que esto es un nonstop. Meditar no medito, pero como me hago unos 1000 km a la semana llevando y trayendo niños en los trayectos en los que voy sola me pongo la música a todo volumen y lo disfruto muchísimo. Luego cuando pongo el coche en marcha otra vez me da un infarto porque se me ha olvidado bajar el volumen, pero nada que no tenga solución.

    Un besazo!!


    ResponderEliminar
  28. Vaya envidia. Veo que fue muy interesante.
    Por cierto, me gustó mucho verte y escucharte en el #8J

    ResponderEliminar