lunes, junio 25, 2012

maternidad: y llegó el segundo...

la semana pasada cuando hablamos del libro de instrucciones me preguntásteis por el segundo!! cuando llega el segundo...





cuando me quedé embarazada de Bosco, era muy pronto, no me lo esperaba...21 meses, Lino sólo tenía 21 meses, y si la pregunta es si volvería a tenerlos tan seguidos las respuesta es si! pero eso me da casi para otro post!

con el segundo la cosa fue de obsesiones.

primera gran obsesión.- al llegar al ginecólogo lo primero que le pregunté es DIME QUE NO SON DOS! estaba obsesionada, con el segundo la barriga crece tan pronto que se me metió en la cabeza que tenía gemelos y no estaba preparada.

segunda gran obsesión.- los celos, era una preocupación constante, pobre Lino, va a estar súper celoso, ¿como será? ¿qué hará? ¿qué haré?

tercera gran obsesión.- si rompo aguas a las 3 de la mañana qué hago con Lino, a quién se lo empaqueto, el padre tiene que venir a "sufrir" conmigo que hago con él! Al final fue un parto programado y ese día yo tranquilamente llevé a mi hijo a la guardería me despedí y cuando lo volví a ver ya tenía un hermano.

El parto no tuvo nada que ver fue largo pero fácil,  pero esa es otra historia como estaba obsesionada con "los celos" cada vez que Lino venía a vernos al hospital le compramos un regalito diciéndole: mira bosco que vino con un regalito para ti, así él se concentraba en el regalo y estaba encantado.
El primer día de vino a casa de la guarde  y vio a bosco lo primero que preguntó fue ¿y mi regalo? 

llegamos a casa, le volví a pedir a mi madre que se quedase conmigo unos días  y buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa la hormonas de botellón y yo por supuesto sin estar invitada, buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, dolor increíble al darle el pecho buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, el jersey fuera de su sitio buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa Lino que quiere jugar y yo con la teta fuera buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.

Estaba tan obsesionada con los celos y con que Lino no se sintiense "destronado" que mis atenciones eran para él, otra vez no me daba tiempo a ducharme pero porque estaba pendiente de Lino, otra vez buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa no llego, buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ( el botellón!).
El primer mes fue "menos traumático" ya estás de vuelta, ya sabes que son las hormonas que están de botellón buaaaaaaaaaaa, pero conoces la sensación, lo raro de pasar de ser dos a tres ya está superado, la medida de tiempo sigue siendo la misma 3 horas=3 minutos, ya sabes por qué llora tu bebé y pasas más de todo lo que te dice la gente.

lo que me paso a mi:

temas de conversación.- no saldrás del hizo caca, está suelto, coge bien el pecho, cámbiale el pañal al mayor, fui al pediatra con Lino, si Bosco va bien de peso, esteriliza las tetinas, tenemos que comprar pañales de la talla 4, no de la talla 2 ya tenemos.

te jugarás a piedra, papel tijera quién baja al pediatra.- unos granitos en la cara, con el primero estarías ya en urgencias, con el segundo te lo juegas, no me quiero ni imaginar si tuviera el tercero se bajaría el solo al pediatra.

me volqué con Lino, tan obsesionada con los celos que siempre estaba pendiente de él de qué hacía, de como se comportaba, mientras le daba el pecho a Bosco, miraba a Lino cómo daba saltos y se estozalaba por la casa, tanto es así que se me fue la leche y Bosco fue de biberón.

EDITO. Lino lo llevó muy bien, no estuvo nada celoso hasta que Bosco cumplió un año y empezó a hacer monerías, pero yo no estaba tan obsesionada. Siempre hay celos y siempre los habrá pero los llevamos bien!

Eran dos y muy seguidos pero no lo cambiaría por nada, ahora juegan y se divierten juntos, eso si mis vacaciones empezaron el día que se acabó mi baja maternal y pude tener conversaciones de adulto y trabajar en cosas de adulto y no habiendo torres con fichas y cambiando pañales todo el día.

36 comentarios :

  1. Me encanta lo bien que describes siempre las sensaciones por las que hemos pasado todas y desmitificas un poco el tema de la maternidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. madreymas qué alegría verte por aquí de nuevo, ¿vuelves? ¿qué tal todo?

      Eliminar
  2. Pues si con el segundo todo es diferente y efectivamente el tercero iría solo al pediatra. Besos.

    ResponderEliminar
  3. peluche8:19 a. m.

    Aunque te leo a diario desde hace muuuuucho nunca comento porqhe creo q no aporto mucho. Lo q escribes hoy, genial, divertido y con mucha verdad me ha tocado la fibra. Y es q a mi me paso lo mismo sólo con la diferencia de q por esas cosas de la vida me quedé embarazada cuando el mayor no había cumplido ni 6 meses. Al nacer el hermano aún ni andaba, imaginate. Por lo demás miedos a salir de parto y q hacer con el (tb fue programado), miedo a celos (casi el 100% del tiempo q no era teta era para el mayor) y sobretodo miedo a no disfrutar deL "mayor" y hacerlo precisamente mayor antes de tiempo. El día q me enteré creo q no he llorado nunca tanto y no por no querer más hijos pero yaaaa?. Ahora creo q es lo mejor q me ha pasado (tb por otras circunstancias) los veo juntos y me embobo. Se q me quedan muchas peleas q separar pero tb de juegos y risas. Y cuando te leo aún creo q será más bonito cuando se vayan haciendo mayores (tienen sólo 2 añitos y poco y 1 añito y poco... Si si aún me queda mucho jejeje)

    ResponderEliminar
  4. Que genial ppst. Me.encanta. Muy.instructivos :)

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por contar vuestras experiencias, da gusto saber que no estas sola :).
    Un bso chicas

    ResponderEliminar
  6. Madre mía, a veces creo que no podré soportar lo del botellón de hormonas cuando llegue el momento...
    Me he reído un montón!
    Buen lunes

    ResponderEliminar
  7. Me habéis emocionado, estamos deseando tener el segundo, pero nos ponemos ponemos tantas trabas, (trabajo, económia..) que no se si al final será posible, muero de pena..
    me encanto leerte!

    ResponderEliminar
  8. Te iba leyendo y parecia que era yo la que lo estaba escribiendo! Y con el segundo ya tienes lecciones aprendidas. Con el primero me programaron el parto y acabo en cesarea (25h) y los padres aparecieron alli aunque les dijimos que avisariamos cuando empezase el parto en serio (pero como no, no hicieron caso y estuvieron alli 18h). Asi que con el segundo que era cesarea programada les dije que me la hacian al medio dia y que no me llevarian a la habitacion hasta las 5 o las 6 de la tarde y a mis padres les dije que tenian que ir a recoger al mayor a la guarderia para traerle al hospital (pero realmente fui al hospital a las 8 de la mañana y a las 12 ya tenia mi bebe y mi marido fue a buscar al mayor a la guarderia porque yo queria que cuando el conociese a su hermano no hubises un monton de gente haciendole monerias al pequeño, yo queria un momento intimo para nosotros 4). Con el primero mi madre me dijo de venirse a casa unos dias y yo dije que no. Con el segundo le pedi por favor que viniese a casa porque yo queria a mi marido conmigo durmiendo en el hospital (era una segunda cesarea) y luego la queria en casa por si se me juntaba la hora de darle el pecho al peque con ir a buscar al mayor a la guarderia, etc... Y si en un mes o dos ya le has pillado el ritmo y va todo sobre ruedas. Pero pobrecillos los segundos que son un poco los marginadillos. Ademas con el primero hacia de todo, masaje infantil, natacion para bebes,... y ahora no tengo tiempo de nada pobre peque! Los mios se llevan 30 meses y me hubiese gustado que se llevasen menos pero al ser el primero cesarea no podia ser. Si que es verdad que al llevarse tan poco tiempo dos hijos dan la faena de 3 pero creo que merece la pena que lo tienes todo muy reciente y si encima son del mismo sexo (como los mios) seran compinches. Mi hijo Axel de 3 años ha montado una fiesta porque el peque ya se aguanta sentado y puede jugar con el, se lo comia a besos y le abraza diciendole muy bien Nil. Y cuando ves a Nil soltar carcajadas solo por ver la cara de su hermano mayor... esos momentos merecen la pena todo el trabajo que dan!

    ResponderEliminar
  9. Lo explicas genial Lucía, pero lo leo y pienso..."no es tu momento" jajajaja, supongo que algún día llegará, pero ganas...cero!

    ResponderEliminar
  10. Jajajajaja! Y yo que me quiero poner cuando mi hijo solo tiene 13 meses. Serian parecidos a los tuyos... No se yo si estoy para hormonas de botellón pero es bueno leerlo
    Gracias!!

    ResponderEliminar
  11. Al final estaba celoso del hermano o lo llevó bién...es q eso no lo concluyes! :-DD

    ResponderEliminar
  12. Anónimo9:41 a. m.

    Hola!
    No suelo escribir mucho pero me he visto reflejada! Ahora mi miedo es q estoy a dos semanas del tercero y vuelvo a tener los mismos miedos!! Aixxxx q no sufran, q no lo pasen mal, q los pueda dejar tranquilos en casa e ime bien al hospital... Q miedo!!!!
    Pero como me he reído con tu post! Felicidades!!!
    Monica

    ResponderEliminar
  13. Querida Baballa,
    Te leo desde hace un tiempo y siempre me divierto con tus historias y tus post. Mi comentario será muy breve y tiene q ver con la lactancia de tu pequeño y con lo q comentas "la leche se fue". Yo soy madre de tres, el último de 4 meses escasos y los he amamantado a los tres, a los mayores hasta los 15 meses y al pequeño probablemente el mismo tiempo, ya se verá. También las paso canutas dando la teta y viendo a los otros dos pelearse, corretearse, subirse a los muebles, dar saltos imposibles, pero es lo suyo, sobrevivimos y aunque parece q ya está todo dicho en todas partes con el tema de la lactancia, la verdad es q la leche "no se va" a ningún sitio, lo q sí pasa es q se disminuye poco a poco la producción, pero esto más por poco estímulo del bb (poco tiempo al pecho, comienzo de la lactancia artificial, mala postura) y alguna otra razón similar. Solo quiero hacer esta aclaración porque es algo q oigo mucho y no sé si es un error común o una forma de hablar y aunque como dices en tu otro post sobre lactancia: "dar el pecho es una decisión personal", en lo q estoy completamente de acuerdo, yo sí animaría a las q van por el segundo o por el tercero, q poderse se puede y sobretodo hay q desmontar mitos (leches q se van, q son agua, etc, etc, etc, ), desde la misma forma como nos expresamos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. perdona, solo aclarar q mis niños tienen 4años, 2 años y 4 meses!

      Eliminar
    2. pat efectivamente no es "se me fue" la expresión más adecuada, pero Bosco nació con una infección de orina y la cosa fue muy complicada, y no le llegaba la leche que tenía así que fue de biberón. Si tuviese un tercero, que no creo, le volvería a intentar dar el pecho pero sin presiones.
      besos y gracias por pasar por aquí, por cierto eres una valiente! con tres!

      Eliminar
  14. Yo tengo muchas ganas de tener otro... a ver si llega.
    Feliz lunes.
    Musus

    ResponderEliminar
  15. Buenísimo tu relato! Yo fui a por el tercero (una niña que ya tiene 2 meses y medio), y efectivamente, esta irá sola al pediatra... Además, los mayores son gemelos, y encima fueron prematuros de bajo peso, por lo que con un bebé nacido a término y la experiencia acumulada, estamos mucho más relajados... Además de contar con dos ayudantes de siete años y medio que adoran a su hermana y que la entretienen mientras les preparo canelones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. El post de hoy genial!!! me siento totalmente ientificada. Mis niñas se llevan 17meses, imaginate cuando la mayor tenía 9 meses enterarme que volvía a estar embarazada...primero susto, después alegría.Y ahora una tiene 20 meses y la peque 2 y medio. No te pasaba como a mi que al principio te sentías culpable por no poder hacer al mayor todo el caso?? A mi me paso, los primeros días lo pasé fatal con esto!

    ResponderEliminar
  17. Me siento identificada en muchas cosas !!! Es completamente cierto que con el segundo ya te sientes más suelta y que si hubiera un tercero seguro que va solo al pediatra ! Y lo de temer que fueran dos también...Parada y sentada no se me notó barriga hasta casi los 4 meses (con el primero sí) pero acostada se me veía la zona del útero enoorme, estaba tan preocupada que volví loco al médio de cabecera para que me hiciera un análisis de sangre y ver la beta. Lo de escuchar a los demás, nunca hize mucho caso, pero sí que me molestaba menos lo que me dijeran, sobre todo con el tema lactancia.
    Mi parto también fué más largo que el primero, pero no más fácil :( . Y la verdad nunca tuve las hormonas disparadas, es más creo que con los 2 me tomé todo con demasiado relax y eso exasperaba a los demás, jajajaja.
    Y aquí va lo mejor: a los demás les parecerá una locura, pero me quedé, voluntariamente, embarazada del segundo cuando el primero tenía 6 meses (también es verdad que no me cuesta nada quedarme embarazada). Cuando nació Thiago, Nahuel tenía 14 meses y medio, obviamente no hubo celos, cuando Nahuel empezó a tener más concienia sobre su entorno Thiago ya estaba allí: incluso me daba los pañales y las toallitas cuando cambiaba a su hermano <3. Es para volverse loca a veces, pero si volviera el tiempo atrás, lo haría de nuevo.

    ResponderEliminar
  18. Bego Alonso3:53 p. m.

    Estoy de acuerdo en todo contigo, yo con Sergio estaba cada 2x3 en la pediatra, pero con Alba, me pilló con experiencia y tiraba de Dalsi antes de empezar a alarmarme, Sergio tuvo cólicos de lactante, así que con Alba todo fué mucho más pausado y con un parto de 3 horas y media, comparado con las 12 de Sergio, coser y cantar, estoy encantada de tener dos, y recomiendo, si tienes hijos, no quedarte con uno solo.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo4:31 p. m.

    Me encanta!!!!!! gracias por el ratito! y a las demás comentadoras más gracias de todo se aprende un montón! por si algún día llegara el momento.....

    un beso!

    Annb desde La Austria Profunda...

    ResponderEliminar
  20. Lo de jugarse a piedra, papel o tijera me ha hecho mucha gracia. Como en nuestro caso sólo tenemos uno yo bajo si o si, jajaja. Te hemos dejado un REGALO en nuestro blog espero que tengas tiempo y puedas pasar a recogerlo. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  21. Si te sirve de algo, en mi casa somos tres hermanos. Conmigo, la mayor, mi madre esterilizaba las tetinas y chupetes; con mi hermano lo pasaba por el grifo y, con mi hermana, la tercera, lo limpiaba ella misma jajaja.
    Es lo que va consiguiendo la experiencia de ser mamá :)

    ResponderEliminar
  22. Pues lo de llevarse poco va por gustos. Las mías se llevan 6 años largos y ha sido fantastico, nada de celos, un montón de ayuda y la pequeña es la mas espabilada de su clase. Todo se lo enseña una hermana siete años mayor de hecho este año se va de campamento con ella. La mas pequeña que va pero como va su hermana mayor. Y lo de jugar juntas una pasada , la mayor ha jugado y juega hasta el infinito conla pequeña. Y casi la baja ella al pediatra .

    ResponderEliminar
  23. GUAUUUUU!!!!Nosotros buscamos el o la segunda...después te cuento, ja,ja,ja!

    ResponderEliminar
  24. jajajjajaja... gracias por el post.. PETICIÓN CUMPLIDA!!! me encanta como lo epxlicas y lo redactas!!!!! nosotros queremos el segundo... pero lo haremos a piedra papel tijera!!! jejejej Un beso!!

    ResponderEliminar
  25. Ja ja ja ja Lucía como me he reído con estos post de los hijos...me has hecho revivir todo...y reírme de lo que a veces fue duro y difícil...
    Y eso que te falta el tercero....que en mi caso es el más terremoto...ese venía tuneado...y si...es un sobreviviente a sus hermanos y a todo lo que se le atraviesa. Besos

    ResponderEliminar
  26. En pocas palabras... que al principio ni pensemos... que los celos vienen más tarde. Te pasó como le está pasando a una amiga mia. Ella acaba de tener una niña y se lleva con la hermana no mas de 15 meses. Está muy volcada en la mayor... Pero la pensa es que se está perdiendo a la menor. Creo que son cosas inevitables y que me pasará también. Seguro que lo has hecho genial.

    Me ha encantado el post. La verdad es que esesclarecedor, porque quiero tener un bebé ya, y mi hija aun tiene los 8 meses,,, quiero que se lleven poco. Será complicado, pero a la larga les vendrá mejor a ellos.... ¿verad?

    un beso y felicidades

    María

    www.mamitadelsur.blogspot.com

    Ya tienes una nueva seguidora!

    ResponderEliminar
  27. Anónimo2:11 p. m.

    Como siempre me identifico contigo en prcticamente todo. En mi caso esperaba gemelos en el 1º embarazo(herencia de tres generaciones seguidas,....no, no salta una generación), sólo vino Roberto. Dos años después, en una boda(mis dos embarazos han sido dos pinchazos en dos bodas), embarazada otra vez...de MELLIZOS (herencia genética del padre). Los celos del mayor empezaron con el embarazo, pero en la guarde todos sus amig@s iban a tener también UN herman@, así que en un arrebato el mío dijo en la guarde a todos: "¡PUES YO VOY A TENER 2: UNA TATO Y UNA TATA!. Ahí acabaron los celos (aunque ha habido algún conato que aparece y desaparece), y el problema del resto de las mamas de la guarde porque todos los niños querían como el morrudo de Roberto: un niño y una niña.
    Sí es verdad que el mayor es más maduro de lo k debería aunque no lo hayamos hecho así, pero los tres son para echarles de comer aparte(no paran y tengo episodios de estress a los k no hago caso, no voy a echar a los niños de casa para yo estar trankila).
    Por cierto, mi marido se cortó la coleta porke los médicos decían k lo siguiente serían en un 99% GEMELOS.

    BS, y buen verano,

    P

    ResponderEliminar
  28. Hola!!!
    Yo tengo dos hijos, uno de 10 años y otra de 2, me costó mucho decidirme a tener el segundo, pero una circunstancia personal hizo que me lanzase a por él. Yo he sufrido, sufro y sufriré por el tema de los celos, mi hijo lo lleva regular, cada día un poco mejor, pero despacito... Como suele decirse el segundo nace ya "criado" porque ya vienes con la lección aprendida y sabes disfrutar un poco más de la maternidad o, al menos, de otra manera.

    ResponderEliminar
  29. Qué grande eres! Es lo que todo el mundo dice! Al primero lo envuelves entre algodones y con el segundo te la juegas más. Me vienen genial estos posts sobre maternidad! :)
    Besos
    Babette

    ResponderEliminar
  30. Hola,
    Me siento identificada con este texto. Tuve el segundo hace un mes y el mayor, lo ha pasado fatal la primera quincena, ahora ya va mejor, sólo tiene 2 añitos, pero sus celos le han vuelto algo agresivo con su hermano pequeño, pará él un extraño en la casa. Ahora ya lo quiere mucho y le da besitos con pasión, ;-)

    ResponderEliminar
  31. Hola Lucía!, un gusto leerte
    Yo además de alguna de las obsesiones mencionadas, como la de los celos del mayor por el bebé que viene y que también se manifestaron a partir del año o así y no antes en nuestro caso, añado otra. Y es que tenía un miedo a no querer al segundo bebé tanto como al primero y me comí el coco bastante con esto. Cuando nació, sentí que la familia estaba completa y la esperábamos, etc... pero esto me obsesionaba durante el embarazo!

    El mundo animal de los seres humanos!

    Besotes, Silvia

    ResponderEliminar
  32. Jajajaja!! me ha hecho mucha gracia el post, me he sentido bastante identificada con tus obsesiones aunque la obsesión de los celos yo no la tenía. Pero lo que más me ha gustado, sin duda, es la frase: mis vaciones empezaron cuando acabó mi baja maternal.
    Y en serio te parece pronto quedarte embarazada cuando tu primer hijo tenía 21 meses??? Ufff...pues entonces yo!! me quede embarazada cuando mi primer hijo tenía 9 meses! (se llevan 17 meses y medio...
    Y por cierto, ahora es cuando empiezan a preocuparme los dichosos celos...ahora que la peque interactua.
    Un beso.
    Berta

    ResponderEliminar