lunes, febrero 06, 2012

MATERNIDAD: DAR EL PECHO



Tengo dos hijos, uno de pecho y otro no.. y os voy a contar mi experiencia...

Lino, le di el pecho desde que nació hasta que me tuve que incorporar al trabajo cuando el tenía más o menos 5 meses.
No voy a exponer aquí los beneficios de darle el pecho a un hijo son muchos y diversos y hay muchas webs, asociaciones, médicos y pediatras que podrán enumerar todas y cada una de ellas.

A mi me costó y me costó mucho, fue el primero de los grandes sacrificios que hice por mi hijo, ojo, lo hice y lo volvería hacer, pero no os voy a negar que tuve muchas pájaras a largo del proceso.

Mi primer gran obstáculo fue que Lino no cogía el pecho con lo que tuve que usar pezonera así que además de los bártulos varios de un bebé, tenía que salir con la pezonera esterilizada a todas partes! Además yo era de las de allí donde me tocase, que si plaza de maría de pita, que si parque, que si cafetería, que si coche... en todas partes así que imaginaros el tinglado, niño, no sé cuantas pezoneras esterilizadas...

Mi leche era como nata, nata pura, hice la prueba, la dejé en la nevera una vez y de verdad os digo que no sabéis la capa que tenía de grasa dos horas más tarde. Esto, y aunque no tiene ninguna base científica, creo que fue básicamente por mi dieta rica en chocolate, bollos y nocilla. Dar el pecho da hambre mucha hambre y sed, mucha sed.

¿conexión entre madre-hijo? llamadme desnaturalizada, yo no la sentí. Igual que yo te digo esto, encontrarás otra persona que te dirá que es uno de los momentos más hermosos que ha vivido con su hijo. Sinceramente creo que depende de cada uno.

Mi cabeciña, a los 2 meses le dije al pediatra que no podía más,  pensar que si yo no estaba el niño no comía me ponía muy nerviosa, que no podía tener un par de horas para mi, y no digo para ir de farra, digo ir a la revisión del ginecólogo,  eso me podía.
Estaba agotada, física y psicológicamente agotada y eso que yo era de las de cada 4 horas si o si, nada de a demanda.
No lo dejé, Lino crecía como un tiro (no me extraña con la nata) y el pediatra me aseguró que si lo dejaba tendría otros problemas así que aguanté otros 3 meses.


Bosco, le di el pecho 15-20 días no pude más...
Mi primer gran obstáculo para darle el pecho fue que tenía otro niño de 21 meses al que también tenía que cuidar, que no paraba de saltar a mi lado mientras yo le daba el pecho a su hermano, así que mientras le estaba dando el pecho no estaba a lo que estaba, estaba controlando que el  hermano del bebé no se me abriese la cabeza con la mesa.
El dolor que sentía al darle el pecho fue muchísimo peor que el  del parto, lloré mucho mucho, me puse cremas, hice todo lo que la matrona me había dicho y me dolia horrores.
Además tuvo una infeccción de orina, comía y vomitaba, comía otra vez y otra vez la vomitona tipo fuente... me sentía culpable... me sentía mal y la leche poco a poco desapareció y yo me rendí...
Así que a los 15-20 días Bosco tomó su primer biberón y así fue...


Mi opinión: dar o no el pecho es una DECISIÓN PERSONAL, personalísima, y debe ser respetada por todo el mundo, puede gustarte, puede no gustarte, puedes querer o puedes pasar.

Si tuviese otro hijo volvería a intentar el pecho porque sé que es bueno para el bebé, pero respeto a todas aquellas madres que han decidido por lo que sea no darle el pecho a sus hijos. Ahí lo dejo ahora es vuestro turno.

128 comentarios :

  1. Lucia te entiendo porque a mi pasó algo parecido. Al mayor le di pecho exclusivamente hasta que empecé a trabajar. Lo pasé fatal, tenía tánta leche que me la tenía que sacar porque me estallaba el pecho. Estaba todo el día con el sacaleches enganchado y fue horroroso. Con la niña lo alternaba con biberones desde el primer día y me fue muchísimo mejor. Si hubiera tenido un tercero directamente no se lo habría dado pero como tu dices es una decisión absolutamente personal. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Yo di el pecho 3 meses.
    Lo dejé porque Criatura no cogía apenas peso (luego me he dado cuenta de que casi nunca tiene hambre... sea lo que sea lo que se le ofrece) y la pediatra nos recomendó ayudar con leche artificial desde los 2 meses, por lo que poco a poco, se me retiró la leche.

    A mí no me dolió, ni usé pezonera, ni nada de lo que has comentado... pero tampoco sentí esa conexión, también estaba agotada por no poder hacer nada (aunque alguna vez me saqué la leche y la dejaba congelada para que alguien se la diera), y también me parecía engorroso lo de dar el pecho.

    Criatura apenas se pone enferma. Mucho menos que la media de niños que conozco, incluidos aquellos que han tomado leche materna hasta los 2 años.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en todo.

    Eso sí... sé que si vuelvo a tener otro hijo, le intentaré dar el pecho y lo prolongaré todo lo que pueda...

    Pero no critico y respeto a aquellas que hayan decidido no dar el pecho.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado que trates el tema, porque me parece que la sociedad es un poco dura con las madres que no dan el pecho, es como que son muy egoístas y malas...yo creo que cada uno debe de ajustarse a sus circunstancias y hacer lo que vea que es mejor.
    Un besito y buen comienzo de semana!
    http://melbisaaenalemania.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Yo a la mayor no le dí porque nació por cesárea y no me subió, y estuve encantada : ni un moco, ni una tos a día de hoy (sana como una lechuga), y viendo ésto al segundo ni me lo pensé le enchufé el biberón en el paritorio. Llámane desnaturalizada pero no creo que tenga menos vínculos con mis hijos que una madre que les da pecho. Es mi opinión y respeto también las demás. Un besito, lulú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le di el pecho a mi primer hijo 8 meses y al segundo 13 meses y eso que con los problemas que tuve con el segundo, si fuese el primero no hubiese seguido ni de broma. Para mi es una experiencia maravillosa, pero eso que dicen que por dar el pecho quieres más a tus hijos, no estoy de acuerdo, cada una pasa por unas circunstancias y tienes unas ideas distintas.
      Dudo mucho que ninguna madre decida no dar el pecho, ni por egoismo, ni por que quiera poco a sus hijos.
      Totalmente respetable. Un besu

      Eliminar
  5. Tú lo has dicho, es una decisión personal. Por eso creo que nadie debe ser, ni siquiera cuestionada, por no dar el pecho a su hijo.
    Me he sentido muy identificada con lo que cuentas, porque a mí me pasó lo mismo. Cuando les cuento a algunas de mis amigas/conocidas que yo no sentí ningun tipo de unión "sobrenatural" cuando les di el pecho a mis hijas, no lo entienden, pero fue así. No creo que vuelva a tener otro hijo, pero si lo tuviera, sé que desde el inicio no le daría el pecho, una decisión personal....

    ResponderEliminar
  6. En mi caso fue como supongo que les habra pasado a muchas,a mi hija le di pecho durante tres meses.más no pude pq mi leche era desnatada,alternaba con biberon,pero la nena como no sacaba nada la pobre ,cada vez que le acercaba el pecho se ponia a llorar,tota que me juré a mi misma que si tenia otro hij@ no cataria la teta,y así fué ,mi hijo se crió con biberón y genial.Pero como todo en esta vida ,la experiencia de cada uno es lo que cuenta...

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:57 a. m.

    Yo creo que ultimamente nos volvemos un poco locos con esto de la crianza natural, el ser super ecologicos y todo eso. Ni mi hermano ni yo (con 13 años de diferencia) tomamos el pecho y estuvimos siempre sanísimos. Yo me operé el pecho hace 12 años y no voy a poder darle el pecho a mis hijos, me niego a que se me haga sentir culpable por ello.
    En mis 30 años de mi vida, yo nunca he echado en falta que no se me diera el pecho, ni tengo un vinculo menor con mi señora madre. Si, ni mi hermano ni yo hemos carecido de nada por ello, no creo que a mis hijos les haga falta tampoco.
    Sinceramente creo que hay veces que le damos mucha importancia a cosas que no las tienen.
    Saludos!Laura

    ResponderEliminar
  8. Es cierto que ahora hay una presión brutal con lo de la lactancia materna... yo he tenido que oir cada cosa... cada uno que haga lo que quiera. Además ahora las leches "en bote" son buenas.

    A los mellizos les dí mi leche en tomas alternas en biberón (usando sacaleches). Si a dos bebés y sus cosas les sumas el sacaleches... acabé reventada. Uno se enganchaba al pecho pero tardaba horas y la otra se ponía de los nervios... así que al biberón. Duré así dos meses... no pude más. Algo es algo.

    Con el tercero todo fue más sencillo. A pesar de la cesárea la leche me subió rápido y el niño nació sabiendo. También era de las de cada 4 horas y ya. Nada de demanda. Tampoco sentí esa unión tan especial de la que hablan. Le dí hasta que me tocaba incorporarme y no me supuso ningún trauma darle biberón, ¡NINGUNO!.

    Eso sí, a las que sin saber cómo se les va a dar dicen que les dan un mes y punto, siempre digo lo mismo... si va bien y cuando empiezan a coger el ritmo lo dejan... hay que pensar que el destete también lleva su tiempo, que no es de la noche a la mañana.

    Bss

    ResponderEliminar
  9. Anónimo9:00 a. m.

    Por fin alguien que piensa como yo. Es horrible sentirte un bicho raro, cuando le dices a alguien que no sientes nada cuando le das el pecho a tú hijo..a mí es una cosa que nunca me llamó la atención y se lo di porque se supone que es bueno y te sientes un poco en la obligación, pero no me gustaba nada, para mi fue un tremendo sacrificio y eso que se lo di hasta los 10 meses porque se enganchó fenomenal. Hasta los 5 sólo pecho y cuando me incorporé a trabajar alguna toma y los últimos 4, sólo la de la noche...pero fue horrible. De hecho, si pienso en tener otro, me agobia un montón lo del pecho.
    Creo que no es justo preionar a las madres, cada una que haga lo que quiera, yo me he sentido mucho más feliz, dándole el biberón que el pecho.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo9:04 a. m.

    Este tema da para escribir un libro...pues mi caso: la primera:resumen: pecho,pecho y pecho!!! comedura de cabeza en la preparacion al parto, a la monitora le faltaba una pancarta con ARRIBA EL PECHO!!! fue horroroso, cogi una depresion postparto, no tenia leche, y todavia me acuerdo de mi amiga diciendome: es precioso dar el pecho...(mientras me daban unos calabres horrorosos...)asi que el SEGUNGO: BIBERON!!!!!!! la 1 semana, cogio 600grs.. yo feliz como una perdiz!!!mi marido se quedaba con el niño..perfecto.
    por eso siempre digo que hay que intentarlo, que no hay que obsesionarse y que no vivimos en la Africa profunda, que ya hay unas leches fantasticas!!! ea, despues de soltar mi rollo me he quedado muy a gustito..Un beso a todas.
    Marina

    ResponderEliminar
  11. Totalmente de acuerdo contigo. Yo tb. tengo dos pitufos, pero se llevan 4 años, con el mayor lo intenté pero tras dos-tres semanas de usar sacaleches, grietas, pezonera y un momento de horror cada vez que llegaba el momento del pecho, ya no tenía leche así que biberón al canto. Con el pequeño, que hará ahora dos años, duré tres meses, estaba más tranquila, y sin el pressing de pecho sí o sí. Mejor o peor salud, pues por ahora similar, el pequeño en su primer año de guarde está cogiendo de todo, y el mayor en su primer año de guarde, pues también cogió de todo...
    Lo más importante, el momento biberón o pecho es estar tranquila y disfrutar, lo contrario es perderte momentos muy importantes en los que deberíamos centrarnos en darle de comer y punto.
    Saludos!!! Marta.
    P.D: una consulta que no tiene nada que ver, alguna idea para colocar pendientes/collares en algún chisme de pared que quede vistoso????. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo9:50 a. m.

      Hola M, referente a la posdata, jeje, yo tengo los collares colgados, en un "digamos listón" de madera (como si fuera una moldura de un marco de fotos), con "digamos colgadores" pequeñitos (como si fueran para colgar los trapos de cocina, pero en bonito)...buf, una vez leido parece que quede feo, pero no, jajajaj, le haré una foto.

      Fdo. priscilla

      Eliminar
    2. Gracias Priscilla, a ver si con los muñones que tengo por manos apaño algo curioso, la foto me ayudaría.

      Eliminar
  12. Estoy dando el pecho a mi segunda hija. Yo tengo claro que si doy el pecho es por los beneficios "inmunológicos", nada más... por ello tengo una relación apasionada con mi sacaleches de veinte motores y soy fan n1 de la lactancia diferida. Me da tranquilidad tener un "stock" para poder salir de casa sin la angustia de dejar a la niña "sin alimento". Me organizo bastante bien y la niña crece y crece. A mi me funciona, y creo que lo que funcione para cada madre y su hijo es lo que cuenta. Gracias por tocar el tema tan respetuosamente desde esta perspectiva!!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo9:18 a. m.

    Holaaa. Yo tengo dos hijos, Laia tomó pecho hasta cerca del año, y Pau sin embargo, hasta los 5 meses. Y el principio es MUY MUY DURO, por lo menos lo fue para mi, estás agotada, porque ¿4 horas? ojalá hubiera aguantado Laia dos horas completas, era una tragona, cada hora y media estaba con la boca abierta, tambien es verdad que eso solo fue al principio, luego empezó a aguantar mas, yo también tenía que salir con la pezonera a cuestas, hasta que ella sola tuvo fuerzas para sacar el dichoso pezón invertido. Claro que llegó el segundo, y estás mas agotada, proque como tu dices, tienes que estar pendiente que la otra no se abra la cabeza, y que coma, y que juegue... y encima Pau era mas tragón aun que su hermana, y estuvo con pecho y bibe a la vez, hasta los 5 meses que empecé a trabajar. Yo como el resto, aunque soy defensora de dar pecho, pienso que es una decisión personal, que a cada una le va de diferente manera, y por supuesto que la mamá y el bebé tienen que estar bien, y si dar el pecho supone un "sufrimiento" pues al bibe de cabeza, y a quien le moleste que se aguante. Yo si tuviera un tercero (sí, llamarme loca, mi marido tambien lo hace) volvería a empezar a darle el pecho, y según como fuera así seguiría.

    Besos para todas!!

    Fdo. Priscilla

    ResponderEliminar
  14. Creo que es una decisión totalmente personal y libre, aunque es cierto que se recibe presión por todos lados: familia, pediatras, comadrona, amigas con hijos....

    En los dos embarazos tenía muy claro que haría lo que pudiese, que no me agobiaría, y que si no podía con el pecho les daría biberón.
    En los dos casos tuve la gran suerte o no (depende de como se mire) que mis hijas se engancharon rapidísimo al pecho, devoraban, y a mi no me dolia nada. He de decir que fue muy cómodo y barato.
    Con la mayor estuve un año dándole el pecho, a medida que le introducía los alimentos que el pediatra me iba diciendo. Tenía tanta leche que seis meses después le seguía haciendo las papillas de cereales con la leche congelada.
    Con la peque la experiencia fue igual de estupenda, aunque con el ajetreo de la otra no tenía tanta leche. Eso quiere decir que también le di el pecho hasta el año, pero no tenía para congelar.

    No sé si será casualidad, pero la verdad es que mis hijas no están enfermas nunca. Como mucho un resfriado al año, pero nada más. Sólo diré que en la guardería nos dieron un diploma a las niñas más sanas. En dos años de guardería creo que no faltaron más de una semana cada una.

    Si tuviera otro hijo, que no va a ser el caso por el momento, volvería a hacer lo mismo si pudiera y sin agobios, porque en mi caso fue estupendo. Eso si, el tema de la conexión tampoco lo recuerdo especialmente....

    ResponderEliminar
  15. Hola, yo también pienso como muchas de vosotras, es algo muy personal y no por ello crea más o menos vínculo madre-hijo (pero si ya han estado dentro 9 meses, eso no es suficiente vínculo??). A mi hijo el mayor le dí hasta los 8 meses, genial, porque mi hijo era muy tragón; pero cuando comencé a trabajar, un coñazo, con el sacaleches, la nevera... Llegó la guarde y cogía de todo, se puso malo como todos los niños. Cuatro años después, tuve a mi hija, le di pecho, pero a los 4 meses (cuando me incorporé), fuera, del tirón. Y se ha criado muy bien. Ha llegado a la guarde y se ha puesto mala, las veces que se ha tenido que poner. En fin, que hoy en día, las leches están muy conseguidas y estamos muy rodeadas de tabues al respecto. Yo no comparto lo de dar de comer a demanda...mis hijos comían cada 3-4 horas (dictadura lo llama su padre), pero a mí me ha ido bien y así lo he hecho.
    Un besito y feliz lunes.

    ResponderEliminar
  16. ya sabes lo que pienso, que tiene que ser un placer, y no una tortura como nos ha pasado a muchas
    besos

    ResponderEliminar
  17. No niego que la leche materna no sea buena y la mejor opcion alimenticia para el bebe... pero la sociedad se esta volviendo demasiado radical con el tema y martiriza con el tema a muchas madres. Como dices, debe ser una opción personal! Algo natural y bonito y no una tortura como dice bebybo. Besos!!!

    ResponderEliminar
  18. Efectivamente, esto es sentido común y cómo te encuentres tú. Yo tengo tres y con el primero, una ramilla de 2 kilos, no tuve apoyo ni ganas y aguanté 15 días. Con los otros dos, me pilló menos nerviosa y fue mucho mejor, casi 8 meses con cada uno. Bastante es "adaptarte" a la personita recién nacida como para andar con complejos. Yo sí valoro lo cómodo, barato y fàcil que me resultó pero fue a la segunda y a la tercera, cada caso es un mundo...

    ResponderEliminar
  19. Anónimo9:54 a. m.

    Cada niño es un mundo. Con mi primer hijo me fue super bien, 6 meses de pecho en exclusiva sin sacaleches, dolores ni nada, todo perfecto. Y el segundo sólo quiso el pecho derecho desde el primer día. Menos mal que en el hospital tuve un matrón genial que me animó mucho y él mismo me dijo que lo dejase por imposible. Como no quiso el pecho izquierdo, se me retiró la leche de ese pecho, pero del derecho no. Estaba horrible, un pecho hinchado y el otro horrible. Águanté casi 3 meses y fueron horribles.
    Y el vínculo... cuando mi hijo me da un abrazo y me dice muy bajito "mami, te quiero"

    ResponderEliminar
  20. A mi primera hija intenté darle el pecho, también con pezonera.., y despues del show que era sacar todos los bartulos y ponernos en posición, no se engordaba nada, al mes y medio empecé con el biberón y ella se empezó a engordar, así que lo dejarmos. En cambió con el pequeño, también tuve que usar pezonera, pero comió teta hasta los 7 meses, salía de trabajar a mitad mañana y tal como llegaba a casa se enganchaba a la teta, a la hora de comer, a mitad tarde, este comía cada 2 o 3 horas..., para mi era un poco rollo, pero él se engordaba estupendamente así que lo prolongué lo máximo posible. Yo no noto más vinculo con uno que con otro, y tampoco he notado que tenga más defensas uno que otro, sinceramente creo que lo de la lactancia materna depende de cada niño, si tuviese un tercer hijo lo volvería a intentar, pero no me comería la cabeza en absoluto.Un abrazo. Olga

    ResponderEliminar
  21. Ole, ole y ole!!! yo no lo hubiera explicado mejor... hace tiempo que quería hacer un post sobre el tema, pero no te voy a engañar... me daban un poco de miedito las que yo llamo "talibanas de la lactancia"... Para mi tampoco fue bonito... fue lo menos parecido a bonito que se me ocurre...
    El problema es que nos meten la doctrina a fuego y luego nos sentimos fatal si la cosa no va sobre ruedas...
    Mil bsts y gracias por este post tan especial...

    ResponderEliminar
  22. Menudo temita, jejejejeje. Con mi hija mayor, tenía claro que quería dar pecho, sabía que iba a ser los más maravilloso del mundo y no sé porqué razón lo más fácil del mundo.....PUES NO!!!! FUE UNA PESADILLA, no se enganchaba, con pezoneras, con grietas (y lo que ello supone) y encima la niña sin parar de llorar, duré 50 días. Me quedó una espinita, todo el mundo opina y yo creí que no lo había intentado bien, no había pedido ayuda y no había aguantado cual madre sacrificada por el bienestar de su hija. ASí que con el segundo llegué a ese momento cargada de razones e ideas para que no me volviera a pasar.
    Sergio, al contrario que su hermana, mamaba muy bien pero al segundo día empezó mi pesadilla, grietas, sangre y dolor................después de días acudiendo a todos los grupos de lactancia que conocía, matronas, pediatras, llegué al hospital y tenía infección en los dos pezones, DABA IGUAL, yo quería seguir pese al inmenso dolor, el niño comía y no lloraba (TAMPOCO ENGORDABA), todo el mundo me animaba a seguir pese que cada vez que lo enganchaba yo lloraba de dolor (lloraba a todas horas de pensar que no lo conseguiría). Al cabo de un mes mi hijo pesaba menos que cuando nació, seguía sin llorar, porque no tenía fuerzas ni para eso, pobrecito.
    Lo único que recuerdo de ese mes, es dolor y llantos y todavía algunas mujeres me juzgan porque mis hijos no han tomado pecho y con la mirada me lanzan mensajes como eso no es posible, o no hiciste suficiente o es normal que duela no aguantaste como una MAMA (con mayúsculas) y me hacen sentir la peor madre del mundo.

    Opino con este tema y con cualquier otro que atañe a los hijos, que todos los padres hacen lo que creen mejor para sus hijos. Y no estoy nada de acuerdo con la forma de actuar de algunos grupos de Lactancia, juzgan y hacen sentir fatal a las mamás en esos momentos tan especiales de la vida.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo10:22 a. m.

    Me alegra saber, que tanto las que dan pecho como las que no, son respestuosas con las deciciones de cada uno. Esto me lleva a pensar que los que salen en medios de comunicación son solo personas con radicalismos y que no ven que entre el blanco y negro hay muchos colores.
    Como ha dicho otra chica, lo que funciona es lo que vale, sea pecho o biberón.

    ResponderEliminar
  24. Depende da cada madre, de cada niño, de las circunstancias. Con mi primer hijo por un problema de saud por mi parte sólo le pude dar el pecho unos días y luego cogió perfectamente el biberón. Con el pequeño que tiene ya 21 meses sigo dándole el pecho, lo cogió muy bien desde el primer día, engordaba más de un kilo al mes y tomo sólo pecho hasta los seis meses, ahora come de todo en grandes cantidades pero sigue pidiendo su tetita varias veces al día, sobretodo para dormirse la siest y por la noche y por la tarde si está aburrido. para mi el ratito que lo tengo abrazado mientras mama es un placer. Supongo que llevamos todavía con el pecho porque desde que cumplió un mes duerme toda la noche de seguido, si hubiera tenido que levantarme varias veces para darle el pecho creo que habría intentado meterle el biberón para que pudiese colaborar el padre.
    Ahora no tengo fecha para el destete, supongo que cuando alguno de los dos nos cansemos o ya no me resulte cómodo, a estas alturas ya única me pide fuera de casa, a no ser que nos pasemos todo el día fuera

    ResponderEliminar
  25. Yo quería darle el pecho a mi hijo. Al principio tuve muchos problemas. Mi hijo perdía peso y lloraba todo el día. Tuve que empezar a darle biberones y el bebé engordó mucho, pero yo seguía sacándome la leche para que no se me retirara. Poco a poco fui introduciendo el pecho además de los bibis. Cada día mi peque tomaba más pecho y menos bibis, hasta que al final dejó por completo los biberones. Así seguimos, con casi tres años y sigue mamando a demanda.
    Nos costó mucho pero lo conseguimos, lo volvería a hacer mil veces, son los momentos más maravillosos que vivo con mi hijo.
    Estoy de acuerdo con todas vosotras, es una decisión que atañe a cada madre. Ninguna es mejor que otra, no te hace más madre dar el pecho a tu hijo, pero pasado ese bache de los primeros meses es realmente algo mágico. Como la mayoría de las cosas no se puede valorar si no se ha vivido. Pero desde luego lo que hace falta por parte de todas "las partes" es respeto, porque justamente las madres lactantes también nos sentimos juzgadas e incomprendidas y nos hacen sentir mal teniéndo que justificar siempre porqué hacemos lo que hacemos. Así que eso respetemos todas las opciones porque todas son igual de válidas.

    ResponderEliminar
  26. En primer lugar decirte: GRACIAS LUCÍA POR EL POST DE HOY.

    Mi niño tiene ahora 17 meses, y le dí el pecho unos 15 dias, con pezoneras, sin ellas, con cojin de lactancia, sin él, tumbada, sentada, de pie...... Y fue una pesadilla. Tampoco sentí esa conexión maravillosa, sólo sé que llegó el punto de que lo oía llorar (cada hora y media aproximadamente) y yo me ponía a llorar con él. La lactancia materna estuvo a punto de costarme una depresión post parto , y decidí que queria q mi hijo tuviera una madre feliz que le diera bibe, a una madre deprimida todo el dia con la teta fuera. Se ha criado como un bendito y jamás se ha puesto enfermo.
    La lactancia materna es maravillosa y 100% respetable. La lactancia artificial también lo es.

    ResponderEliminar
  27. Anónimo10:43 a. m.

    La vi sufrir... y mucho.
    A ella no le compensó, a mi tampoco.
    Besos y gracias..
    Forgo

    ResponderEliminar
  28. Estoy totalmente de acuerdo en que dar el pecho o no a tu hijo es una decisión totalmente personal y respetable, sea cual sea. Nadie que no seas tú debería condicionarte en un sentido o en otro. Sin embargo, me parece una lástima que a veces esa decisión se tome como consecuencia de la falta de apoyo e informacion. Tengo una hija de quince meses a la que amamanto, y espero seguir haciéndolo durante todo el tiempo que las dos queramos. El comienzo de la lactancia fue muy duro, sobre todo porque la imagen que tenía de ello (procedente de los medios de comunicación) era muy distinta a la realidad: una primeriza recién parida, cansada, sin saber muy bien cómo gestionar mi nueva situación, con un bichito que depende de tí para alimentarse, y problemas como grietas, una infección, todo el mundo diciéndome lo que tenía que hacer... Sin embargo, tuve la suerte de encontrar gente que me asesoró y me ayudó con la lactancia, y en poco tiempo la situación cambió. Superé las dificultades iniciales y ahora mi hija y yo disfrutamos muchísimo de esos ratos de intimidad. en este tiempo he conocido muchas mujeres que, al igual que otras que habéis comentado aquí, consideraron que el sufrimiento (sea físico o mental) que les suponía la lactancia no les compensaba, y que además nunca encontraron en un médico, una enfermera, una amiga o un profesional que les ayudara a superar sus dificultades para, si lo deseaban, continuar con ello. Con esa ayuda quizás algunas de ellas, como me pasó a mí, en vez de dejarlo hubieran seguido adelante con algo que no sólo es natural y placentero, si no lo más saludable para los niños. Respetando vuetra opinión, discrepo totalmente en lo que algunas habéis comentado: ninguna leche artificial tiene, ni remotamente, las cualidades de la leche materna. Las leches de fórmula son un sustituto aceptable, pero todos los estudios científicos ponen de relevancia las enormes diferencias entre la leche materna y la artificial. Éso es evidente.
    No se es mejor o peor madre por amantar o por no hacerlo. Nadie tiene que justificar esa decisión. Tampoco las que amantamos, que todos los días nos vemos sometidas a comentarios desagradables y críticas. Me temo que en nuestra sociedad las decisiones de las mujeres siempre son minusvaloradas, sean las que sean, así que al menos entre nosotras intentemos respetarnos y apoyarnos. Pero creo que en este país todavía falta mucho apoyo, sobre todo desde el ámbito de la sanidad, hacia la maternidad y en concreto hacia la lactancia. Espero que cuando mi hija sea madre cuente con el apoyo que nos ha faltado a muchas de nostras, tome sus cesiones que toda la información posible y nunca sea criticada por ellas.

    ResponderEliminar
  29. Hola Lucía, creo que es la primera vez que me manifiesto...
    Yo conseguí dar el pecho a mi hijo, con sus pros y sus contras, hasta los 5 meses en que se me acabó la leche.
    Tengo un recuerdo muy bonito, pero si le hubiera tenido que dar biberón no hubiera sido un trauma para mí.
    Si soy sincera me cuesta un poco comprender a las mamás que tienen clarísimo que no van a darles lactancia materna, pero cada mujer es un mundo y una circunstancia...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. A mi primera hija le di el pecho durante 8 meses y al segundo 15, fue prematuro y le costó un poco al ppio, pero lo conseguimos! No lo cambiaria por nada del mundo! Duro, esclabo y cansado, pero ahora vuelvo a estar embarazada y lo volveré a hacer.
    Animo a todo el mundo a intentarlo, y a no criminalizar a nadie por las deciciones que se toman!
    Lo importante es escucharse a uno mismo y dejar k los demas digan y crean lo que quieran.
    Yo soy de las que dan el pecho alli donde haga falta, y ni os imaginais comentarios a veces y más ahora cuando me ven embarazada y con dos niños!!

    ResponderEliminar
  31. Anónimo11:04 a. m.

    Totalmente de acuerdo contigo Lucía, y con los comentarios que van en el mismo sentido. Poder dar el pecho a tu hijo depende de muchos factores y por supuesto es también una opción personal. No soporto a las integristas de la lactancia a demanda. Tengo dos hijas: la primera biológica y la segunda adoptada. A la pequeña ni le di el pecho ni la parí, pero que nadie me diga que soy menos madre por ello!.

    ResponderEliminar
  32. Yo estoy en ello..mi bichilla tiene 2 meses y medio y se alimenta que da gusto con el pecho..está por encima de la media pero porque ya me salió grande..fue cesárea porque no dilataba nada y a principio me sentí mal porque estuve preparándome para dar a luz ne plan todo natural y zas!!me costó dar el consentimiento para la cesárea..aún con contracciones desorbitadas según el doctor (jamás había habido alguien en el hospital que las tuviera tan fuertes y no gritase ni llorase..me dio por reir)...yo siempre he pensado que algunas tiraban a lo cómodo porno dar el pecho..pero realmente es lo que decís todas..hay que vivirlo para darse cuenta de que hay que disfrutar de estar, de ser...y en el momento que no se puede disfrutar..algo se está haciendo mal...yo por ahora sigo con el pecho porque no hay ningún problema..pero en el momento que lo haya..no dudaré en coger el bibe!! besito a todas
    www.azatelier.blogspot.com

    ResponderEliminar
  33. esto podria generar un debate de horas y horas, post y post....
    esta claro que es una decision personal y hay gente tan en pro...con los beneficios que conlleva,etc..pero bueno, esta claro que tambien es como sea cada uno, y como le pinte la historia,
    hay pezones invertidos, niños que no succionan bien porque no tienen fuerza...niños que maman impresionantemente bien y niños que no...
    en fin, lo importante que cada uno sea feliz con su decision.
    yo di pecho a mis 2 niños y con la primera fue lactancia mixta desde el mes porque mi leche no era suficiente y mi segundo hijo si...por eso te digo que cada uno es una historia.
    en fin....el maravilloso mundo de la maternidad! jejejej

    ResponderEliminar
  34. Tú lo has dicho, es una decisión meditada y personal. Bravo por el post.

    ResponderEliminar
  35. Hola Lucía, estoy totalmente de acuerdo contigo, dar el pecho no es ninguna ciencia exacta, por desgracia,... y cada cuerpo es diferente y cada niño también... Mi experiencia fue maravillosa, tengo 2 hijos, y a los dos les di el pecho hasta los 9 meses, y lo dejé porque ya tenían dientes y antes de que empezaran a andar y a hablar, que luego es un número delante de la gente, el niño pidiendo, teta!!! Y ya comían de todo..
    No tuve ningún problema, ni dolores, ni nada, tan solo cuando desteté a la pequeña, que no me tomé la pastilla que me mandó el ginecólogo para retirarme la leche, porque yo pensaba que cómo ya sólo tomaba leche por la noche y por la mañana, no tendría problemas, y tuve una mastitis horrorosa y me dio fiebre y todo... Por bruta!!!! Pero lo que tú cuentas es de peli de terror... así que te comprendo, y me parece genial que cada una decida libremente.

    ResponderEliminar
  36. Estoy contigo, que cada cual haga lo que crea conveniente y vive y deja vivir. Yo le di pecho al mio hasta que me incorporé al trabajo, me hacía un daño horroroso y también tuve que usar pezoneras siempre. Lo volvería a hacer, sin duda, pero que entiendo que no todo el mundo puede/quiere y lo respeto y pido lo mismo para mi, respeto.

    ResponderEliminar
  37. Hace 10 dias que he sido mamá y desde el primer día supe q tendría problemas para darle el pecho pues no tengo el pezón hacia fuera y tengo q usar pezonera. Esta noche nos hemos pasado su papi y yo media noche en vela, dándole el pecho cada media hora y el peque seguía teniendo hambre. Te juro q lo primero q he pensado esta mañana al levantarme ha sido: "Me voy a la farmacia a por un bote de leche y por la noche le enchufo un biberón". Sólo pensar q por las noches ya no me queda leche o que no le alimenta lo suficiente hace que me suba por las paredes. Así que preguntaremos a los pediatras y esperaremos unas semanas, si el peque no engorda como toca y vemos q por las noches no tiene consuelo empezaremos con la lactancia mixta. Cada uno que haga lo que quiera o lo que buenamente pueda. Yo no juzgo a nadie. Mis amigas mamas han optado por varias opciones, algunas no han dado pecho directamente, otras han dado pecho hasta los dos años y medio, y yo le daré el pecho hasta que me incorpore a trabajar o hasta que el peque necesite suplemento. Besos

    ResponderEliminar
  38. Anónimo11:57 a. m.

    me ha gustado mucho este tema, por qué hay algunas personas que cuando ven a un bebe lo primero que te preguntan es: le das pecho??
    Estoy con todas vosotras, es un tema muy personal.
    Yo le di pecho a mi primera hija durante 5 meses y al segundo no porque no cogía bien y la verdad, estaba agobiada con los dos y necesitaba tener "mi tiempo".
    Que cada una decida libremente. Saludos

    ResponderEliminar
  39. Hoy después de dos años, has conseguido quitarme el dolor que tenía ese cargo de conciencia... porque por mucho que todos digamos que hay que respetar la decisión de cada madre, hay mucha presión y mucha gente pro de "la liga de la leche" o a mí me tocarón todas. Además la gente juzga sin saber el porque de la razón. Mi monillo por problemas de perdidas de sangre no me lo dejaron nada más nacer, si a eso le sumamos que tuvo una bilirubina altísima que le duro un mes y lo tuve siempre dormidisimo durante el dia, más mis pezones encastrados, vamos todo a "favor", pero "conticoneso" lo intente,llore , ensangrente mis pezoneras, vi llorar a mi hijo cada noche por lo tragaldabas que era y de no querer comer durante el día a la noche el hambre le superaba, me mordia la pezonera y me la escupia, el dar el pecho se convierto en una tortura un momento delicado, sin poder salir de casa, y por supuesto llegarón los suplementos para calmar la situación, hasta que una mañana de reyes llego mi padre con la pastilla cortaleches y me dijo " toma cariño este es tu regalo de reyes" regalate a ti y a tu hijo momentos de complicidad y relajo en lo que a comer se refiere. Me pase una semana llorando, sintiéndome la madre más mala del mundo y casi cuando lo tenía superado, fui a las clases de postparto y claro la señora matrona me juzgo sin saber cual había sido mi calvario, por no decir las caras de otras mamis cuando saqué mi biberón. Por lo tanto esta muy bien lo de que la lactancia materna es una opción personal, pero sigo pensando que la artificial está muy mal vista o asi te lo hacen sentir....

    Por cierto no sé que se siente al dar el pecho en un sentido de conexión, pero tengo muy buenos recuerdos y divertidos de mi hijo dandole su biberón.En caso de tener otro,si los pezonez los tengo fuera pues quizás lo intente, y los 15 días primeros casi seguro pero luego no va haber nadie que me haga sentir mal por pasar a otro tipo de lactancia.

    Gracias hoy me has hecho sentir un poco mejor, de verdad

    ResponderEliminar
  40. Buenas!! Yo estoy embarazada de mi primer hijo o hija (aún no nos deja verlo)y estoy buscando información al respecto. Me ha encantado leerte porque reconforta mucho que haya gente que piense que la decisión es personal hagas lo que hagas. Yo ahora mismo pienso que voy a dar el pecho hasta que pueda pero esa no es una decisión inamovible y está claro que nadie debe meterse (aunq sé que lo harán y que todo el mundo opinará) Pero vaya...
    Un beso bien grande, te sigo.

    http://socorrosoyprimeriza.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  41. Anónimo12:20 p. m.

    Vaya temita!!!! Cómo han dicho por arriba, la lactancia tiene que ser un placer y no una tortura. A mi primera hija intenté darle pecho durante una semana, pero entre que la nena no se cogió bien y un desgarro que me obligó a hacer reposo durante casi un mes pues es que era muy doloroso... si es que me dolía hasta cuando pestañeaba!!!!
    Con la segunda lo tuve clarísimo: bibi desde el primer día, y eso que también me topé con una comadrona pro-lactancia un poco pesada, pero como ya no era primeriza sabia perfectamente lo que quería, así que le dí largas y biberón que te crió!
    Las dos son malas comedoras (si es que tengo una cruz encima!!!) pero no se ponen malitas casi nunca, cuatro mocos en invierno y ya está!
    Como decís, es una cuestión muy personal, y cada una tendrá sus razones para elegir una opción u otra, lo que no entiendo es porqué otras personas tienen que cuestionar esa decisión y hacerte sentir como si fueras una madre desnaturalizada! Porque mucho pecho pero luego pasamos directamente a los ganchitos, coca-cola y demás sin pestañear, amoshombre!!! (que eso lo he visto yo!!)
    Saludos!Carmen.

    ResponderEliminar
  42. Me parece muy valiente tu post con todas los prejucios y debates que genera este tema.
    Enhorabuena!!
    Un saludo,Carmen

    ResponderEliminar
  43. Me ha encantado el tema.
    Te cuento mi caso.Cuando estaba embarazada estaba absolutamente convencida de que le iba a dar de mamar todo el tiempo que pudiera.Pero la cosa se torció desde el principio.Mi hijo fue prematuro y estuvo dos semanas en la incubadora.Y aunque me sacaba leche y se la daban,no tenía mucho.Cuando salió se había acostumbrado al biberón y casi no mamaba.Me amargué muchísimo por no poderle dar solo pecho,incluso lloré,y mi marido me dio muchos ánimos,no pasaba nada,se alimentaría de las dos cosas,primero pecho y luego biberón.Y así estuve hasta los 6 meses más o menos.Mi niño creció muy bien,y aún así tuve que soportar miradas y comentarios de lo bueno que era la lactancia materna por sus propiedades inmunológicas.Y siempre me acuerdo de mi hermana que mamó hasta los tres años(y comiendo de todo),no aceptó nunca un biberón y fue(y sigue siendo)muy enfermiza,mucho más que mi hermano y yo,que mamamos muchísimo menos.
    Si tengo otro intentaré darle de mamar,pero si no es posible,no me voy a amargar.Ahora con tres años es un niño sano,y se ha puesto malo muchas veces,pero como todos los niños de su edad que han ido a la guardería.
    Cada uno debe hacer lo que quiera y lo que pueda,sin hacer sentir culpables a los que deciden no hacer la lactancia materna.

    ResponderEliminar
  44. Es estupendo leer opiniones honestas en temas polémicos. Aunque si quieres que te diga la verdad, no entiendo porqué algo tan íntimo y personal como la lactancia, o la ausencia de ella, sigue siendo polémico. Nosotras debemos decidir lo que más nos conviene y lo que más nos apetece. El otro día, escribí un post sobre el destete y me dejaron un comentario acerca de los beneficios sobre la lactancia prolongada (teta hasta los dos o tres años). ¡Pero bueno! ¿No acabo de escribir que me gustaría destetar a mi hija al año? ¡Al año, que no es poco! Caramba, ya está bien de tanta tontería. Parece que de todo te tienes que justificar. Por tanto, enhorabuena por tu post y ánimos a todas las mujeres para seguir adelante con sus propias decisiones, sean las que sean. Hoy en día ya tenemos información suficiente para elegir libremente.

    ResponderEliminar
  45. Anónimo1:41 p. m.

    Para mí dar el pecho a mis hijas ha sido una liberación. A la primera no sabía si "iba a poder darle" porque a mi alrededor eran incontables las madres que "no tenían leche" o "no era de calidad". Creo que ése es el punto que más puede perjudicar a las futuras madres. Si no das el pecho porque no quieres, estupendo, las razones no te las tiene que discutir nadie porque es tu vida. El problema es que quieras dar el pecho y te hagan creer que no puedes porque "es normal, muchas mujeres no pueden". Como digo, para mí fué una liberación, sobre todo con las gemelas, poder prescindir de todo tipo de cachivaches, estirilizadores, biberones, leche en polvo, etc. ¿Había hambre? ¡tetas fuera, y a correr! Incluso me facilitó el poder estar con mi hija mayor muchos momentos leyendole cuentos o simplemente acompañándola en sus actividades.

    ResponderEliminar
  46. Me alegro mucho de que hayas sido valiente para sacar este tema a "debate". Y digo valiente porque he querido sacarlo más de una vez en el blog y no he podido por miedo al conflicto. Yo no soy defensora de la lactancia materna ni defensora del biberón. Soy defensora del respeto a la mujer y al niño y a las libres decisiones que se toman en este asunto. Yo le di el pecho a mi niño 25 días y recordaré este período como uno de los más estresantes, más tristes y más culpables de mi vida. Y ahora no me digan que no tuve el apoyo o que me dejé vencer. Tuve apoyo y acudí a matronas y me dediqué fervientemente a que la lactancia materna cuajara, a pesar de los mil y uno inconvenientes que se me presentaron. Casi tres años después puedo afirmar, que si hubiera aceptado con normalidad los problemas que tuve, me hubiera ido mucho mejor. Toda mujer que quiera dar el pecho debe tener todo el apoyo posible para llevar a cabo esta decisión. Los beneficios de la leche materna son múltiples y la unión entre bebé y mamá en una lactancia SANA es estupenda. Pero en mi humilde opinión, no sirve de nada dar el pecho, estresada, con dolores, obligada, de mal humor y agotada. Sirve la leche, pero tu niño notará el malestar y no creo que eso sea para nada positivo. Ahí queda eso. Ahora voy a leer las opiniones de las demás. Gracias Lucía.

    ResponderEliminar
  47. Claro, yo pienso como tu, es muy personal, incluso es dificil hacer lo que una realmente desea... Yo tengo un recuerdo muy bonito, mi niña mayor era muy tetera y cuando tenia un añito le gustaba chupar leche y comer pan o galleta, volver a chupar leche, volver a morder el pan de su mano... era la caña.
    besos,

    ResponderEliminar
  48. Al final si das el pecho eres un bicho raro porque te dicen "pero este niño cuándo va a dejar la teta" y si no se lo das pues "pobre no tiene teta". lo importante es estar a gusto y convencida de lo que se hace. Es cuestión de suerte y depende de las circunstancias. Mi experiencia ha sido lo más increible de la maternidad, estuve 19 meses dando el pecho y fue mi hijo el que se destetó solo. A mi me daba mucha pena que ya no dependiera de mi en ese sentido, (aunque por otro lado es una liberación) pero sabía que ese momento no lo podría tener nunca más con él. Tal vez si nos enseñaran más cómo se da el pecho en lugar de otras cosas, nos sería mucho más fácil cuando llegara el momento.

    ResponderEliminar
  49. Tema interesante... Yo estoy con Raquel, falta apoyo a la lactancia y a la maternidad en general, porque con 16 semanas de baja maternal es muuuuuuuy difícil y muy fácil decir que se abandona...
    Yo le dí el pecho a mi hijo unos 8 meses, pero a partir de que me incorporé a trabajar fue muy duro, porque casi no dormía y tenía que trabajar como ingeniero en obra por lo que era muy difícil sacarme la leche durante el día y demás....Así que al final lo dejé, pero no porque quisiera, porque yo sí sentí el vínculo, fue muy especial, y para mí fue duro tener que dejarlo....
    Es verdad que todas las opciones son respetables, pero evidentemente NO es lo mismo alimentar con teta que con leche de fórmula, no es lo mismo, aunque se diga para no hacernos sentir tan culpables cuando no podemos o cuando lo dejamos, etc. Si fuera lo mismo no haríamos el sacrificio!! Todo el día con la teta fuera, pues no!! Se hace por amor maternal, porque el niño se siente mejor agarrado a nosotras y porque es más beneficioso para el niño, si no todas elegiríamos biberón, no es así? Podríamos ser tan independientes y sentirnos más libres y guapas de nuevo...
    Además de beneficioso para el niño también lo es para la madre puesto que previene contra el cáncer de mama y porque la recuperación post-parto es mucho mejor, es mejor para la involución del útero.
    Vuelvo a estar embarazada y espero poder darle el pecho a mi hijo/a más tiempo que a Pau, aunque una vez empiezan a comer de todo tampoco lo alargaría tanto, porque que conste que no soy de La Liga de la Leche, eh?? Pero sí estoy a favor de la lactancia materna allá donde vaya...

    ResponderEliminar
  50. Pues mi experiencia es parecida a la de muchas. Mi hija mayor empezó muy bien con el pecho (al margen de grietas, dolores, situaciones incómodas –mi cuñado me llamaba “tetiñas fora”)… pero comía mal (como ahora, 8 años después) por lo quese convirtió en un martirio, sobre todo por la incertidumbre de no saber cuánto comía. A los dos meses dejó de engordar y pasé al biberón (sin pensármelo ni un segundo) y aunque seguía comiendo fatal, sabía cuánto comía.

    Mi segunda hija fue mejor comedora y la aguanté casi hasta los 4 meses. La pasé al bibe y le daba una toma por la noche cuando se despertaba (eso sí que era cómodo), dejó de despertarse y dejé de tener leche.

    La experiencia me gustó, pero opino que cualquier decisión es buena y en esta vida lo bueno ES PODER ELEGIR Y DECIDIR LIBREMENTE, ¿verdad? Que nadie se deje influir por comentarios de los demás, dar el pecho es muy sacrificado, bonito, cómodo (a veces), pero muy sacrificado y el no hacerlo no significa que seas peor madre ni que el niño va criarse peor, es simplemente una opción para elegir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo5:27 p. m.

      Me llama la atención tu frase "aunque seguía comiendo fatal, sabía lo que comía"...

      Por cierto, dar el pecho ha sido muy "sacrificado para tí". No generalices por favor.

      Eliminar
  51. lo pasé fatal... ni vínculos ni leches.. mastitis, grietas y que una vez casi me caigo (con la niña colgada del pecho, claro) desmayada del dolor..

    fue super divertido, vamos

    y encima casi la mato de hambre!!!

    siempre digo lo mismo; si todo va bien, seguramente es genial; pero en cuanto hay complicaciones se hace mucho más cuesta arriba que cualquier otra cosa.

    y yo también odio el que no se considere una opción súper personal, tan personal que sólo debe tomarla la madre

    besos

    ResponderEliminar
  52. Anónimo4:07 p. m.

    Hola, me parece estupendo que expongas tu opinion, actualmente nos hemos vuelto un poco locos con lo de dar el pecho, estoy absolutamente de acuerdo contigo es una opcion absolutamente personal y por lo tanto respetable, yo no he tenido ningun problema y actualmente sigo dando el pecho a mi hija que tiene 30 meses, no creo que se tenga que criticar a aquellas mujeres que no dan pecho, cada una tiene historias personales y particulares como digo totalmente respetables. Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  53. Anónimo4:17 p. m.

    En mi caso desde el principio del embarazo sabía que no le iba a poder dar el pecho a mi hija por la forma de mi pecho (grande y redondo), y cuando, nada más nacer mi niña, el pediatra me dijo "ni lo intentes", fue una liberación. Yo no sirvo para sacarme la teta en cualquier lugar, lo siento,pero es así. Lucía tiene cuatro años, y salvo algún resfriado, goza de una salud excelente. Y para mí el momento más mágico era ver la cara de su padre cuando le daba el biberón.
    Por eso estoy totalmente a favor de la lactancia artificial, y siempre respetando todas las posturas, claro está.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:21 p. m.

      Qué tú decidas que no quieres dar el pecho (por no enseñar las tetas, o por la razón que sea): Bien
      Que un pediatra te diga "ni lo intentes": Mal, demuestra lo que es ser un pésimo profesional.

      Eliminar
    2. Anónimo9:56 a. m.

      Desde luego si no lo intentas, fracaso asegurado, no?

      ¿En qué estudio "científico" dice que los pechos "grandes y redondos" (es decir, la mayoría) no son aptos para lactar?

      Yo creo que más bien esperabas de tu pediatra que tomara la decisión por tí y eso hizo. Así una se justifica y se queda más tranquila.

      ¿Por qué no reconocer directamente (que no pasa NADA DE NADA) que dar el pecho no te llamaba y no te apetecía?
      ¿Por qué no llamamos a las cosas por su nombre?
      ¿Por qué tanta culpa? Tu decisión es TUYA.

      Eliminar
  54. Eres de las pocas personas que han expuesto el tema con sensatez. No me gusta nada esa secta delas "madretierras" o "madreflautas" que van haciendo apología extrema de la lactancia total y absoluta. Defiendo la lactancia como a mejor alimentación de un bebé, pero si no se puede, o no se quiere, cada una es cual y sus razones tendrá. A mi hermana por poco no la degüellan las enfermeras en el hospital cuando decidió no darle el pecho a mi sobrina; por la cesárea, no acababa de bajarle la leche y la nena lloraba de hambre. Para más inri, las enfermeras remoloneaban cuando mi hermana pedía un biberón para calmar a la niña porque le insistían en que se la pusiera al pecho, pero la niña tenía más hambre que los perros de Manolo y la escasa cantidad que mamaba no era suficiente, por lo que mi hermana pidió el biberón. Las enfermeras le montaron un pollo impresionante, y mi hermana, con la que tenía encima, entre que le dolían los puntos, que la niña lloraba, las visitas (demasiadas) le decían cada una una cosa, explotó y puso sus narices encima de la mesa. Hubo quien la criticó y la puso de mala madre incluso entre mi familia. A mí todo este circo me parecía excesivo y yo la apoyé en todo momento porque entendí que era lo que necesitaba, apoyo (quizá al verlo desde la barrera lo vi más claro; no soy madre, pero casi como si lo fuera, pues ayudé a criar a mi hermana pequeña, con la que me llevo quince años, y he visto a mi madre amamantar a mis cinco hermanos). A mí todas esas milongas de las tetadas masivas en la plaza del pueblo me parecen extremistas. Por cierto, mi sobrina se está criando sana, feliz y sólo se ha cogido un catarro en los dieciséis meses que tiene.
    Me ha encantado tu historia y te felicito por tu clara visión del asunto.
    Un saludo,
    Evla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo5:30 p. m.

      ¿Te has parado a pensar que tan triste es que casi degüellen a tu hermana las enfermeras como que tú te refieras a madres lactantes como "madreflautas"?
      ¿Cómo puedes pedir respeto cuando empiezas ofendiendo?

      Y Lucía no ha ofrecido ninguna visión que sirva como "referente". Ha dado LA SUYA. Igual que todas las demás.

      Eliminar
    2. Las madreflautas no son las madres lactantes, son las extremistas, cuidado, lee bien.

      Eliminar
    3. Anónimo3:44 p. m.

      Lo de perroflauta es una falylta de respeto, todo el mundo tiene libertad de elecciòn y dicha libertad debe ser repetada, incluso aunque no estemos de acuerdo. Con ese califIcativo, que conlleva mucha negativodad en nuestra sociedad, haces lo mismo que las enfermeras con tu hermana.

      Eliminar
  55. Pues yo no tengo niños aun pero cuando los tenga tengo serias dudas sobre si le daría el pecho...cada vez conozco a más madres que no dan el pecho a sus bebés y los bebés crecen igual de fuertes y sanos asi que cuando tenga lo intentaré pero no me mataré y esforzaré por conseguir la magia y el encanto de dar el pecho a mi retoño...desde fuera ya lo veo bastante rollo...sólo lo haría por la salud del bebé...esa es mi opinión...porque hasta me da pudor tenerme que poner donde me pille la criatura y eso que ya he visto baberos gigantes para ocultar al bebé tras el pero no sé yo...

    ResponderEliminar
  56. Siempre me encanta leerte, pero hoy más q nunca. Esto es algo q nos pasa a muchas y las madres prolactancia te miran y te juzgan como si fueras mala madre, yo me he sentido fatal por esto! igual q tú me ha costado muchísimo dar el pecho a mi enena, el próximo lunes me incorporo al trabajo y ya poca teta me quedará de darle, nome da ninguna pena!lo he hecho por todo lo que reporta para ella. He aprendido q para el siguiente a demanada ni de coña! cada 3 horas llore o trine! jajaja.
    Tu frase de ¿conexión madre-hijo? jajajaj cuántas veces la he dicho, mi amigas q aún no son madres se parten y flipan con mi teoría de que la lactancia está sobrevalorada,pero es verdad,a mi me une más la hora del baño, los masajes y mil cosas con las que ambas disfrutamos.
    Gracias por tú post, ser madre primeriza no siemmpre es fácil y ha hecho q me sienta comprendida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo5:50 p. m.

      Si quieres o estás dando el pecho y deseas información para que se disipen todas las dudas acerca de la lactancia, os recomiendo el libro "Un regalo para toda la vida" del pediatra Carlos González. Es un libro maravilloso.
      Al leerlo redescubrirás lo alucinante que es nuestro cuerpo, en concreto nuestro pecho.
      Lucía tu leche era totalmente normal... así es la leche materna!!!! La leche materna tiene grasa.
      Y decía una chica en el foro que tenía tanta leche que se la sacaba con un sacaleches... Ella sin darse cuenta estaba estimulando más los pechos y estos entendían que tenían que "fabricar" más alimento, por lo que por falta de información entró en un bucle... Si das el pecho a demanda, la leche se autoregula... tu cuerpo atiende a las necesidades que tu hijo pide.
      Lo más importante de todo es estar informadas para que nos vaya mejor en esta gran decisión. Saludos!!!

      Eliminar
  57. Anónimo5:15 p. m.

    No podría estar más de acuerdo contigo Lucía, y lo digo mientras escribo con una mano porque tengo al peque pegado a la teta (con pezonera, claro, por las grietas). Al mayor le di 4 meses exclusivamente mi leche (hasta que me incorporé al trabajo), aunque desde el mes con el sacaleches porque no podía soportar el dolor cuando se enganchaba y durante toda la toma, me hinchaba a llorar cada vez que él tenía hambre y hasta los 7 meses estuvo con mixta. Con el peque, que ahora tiene un mes y poco, parece que nos va un poco mejor, aunque es un rollo como decías lo de salir con la pezonera esterilizada a todas partes y tener que estar pendiente del mayor mientras el pequeño mama. No me he planteado hasta donde llegaremos; como me acabo de quedar sin trabajo, no tengo "excusa", supongo que mientras a los dos nos vaya bien seguiremos con la teta. Eso sí, con ninguno de los dos he sentido esa "conexión" especial de la que hablan algunas de mis amigas. Para mí dar el pecho es un mero trámite, una obligación, la de alimentar a mi hijo. De hecho yo suelo aprovechar cuando mama para leer, ver la tele o encender el ordenador, no me reporta ninguna satisfacción más que la del hecho de estar alimentando a mi bebé con lo que creo es lo mejor para él.

    ResponderEliminar
  58. Anónimo5:16 p. m.

    Me da mucha pena leer tantas madres traumatizadas, juzgadas, culpables...por la alimentación que deciden para sus hijos. Que cada una decida lo que quiera o buenamente pueda.
    Lo que es imprescindible es el RESPETO. No hace falta crucificar a una madre que decide PORQUE LE DA LA GANA, alimentar a su hijo con leche artificial; pero tampoco es de recibo llamar a las madres prolactancia de forma peyorativa "talibanas de la teta" o "madre tierras" como se puede leer en comentarios precedentes.

    Respecto al vínculo puedes no o sentirlo. Como está claro que no vas a tener el vínculo de la lactancia es si no das el pecho. Esto cae por su propio peso.
    Igual que una mujer que adopta, no va a tener el vínculo del embarazo (una cuestión de biología pura). Ello no quiere decir que no quiera a su hijo con locura, a lo mejor más que otra que sí lo ha gestado. Son cosas separadas, no tienen nada que ver. La gente mezcla, se justifica y se confunde.

    Lo único que no comprendo es que las madres pongamos tantas excusas. Hablemos claro.
    Si no queremos dar el pecho, no hay que buscar razones.
    Y si lo queremos dar, lo damos sin importarnos cómo le fue a fulanita o a menganita que ya nos anticipan que va a ser un calvario
    Nuestra decisión nos pertenece a nosotras.
    La pena es que no sea el niño (el implicado en el otro 50%) el que tenga la mitad del voto, no?

    Y el eterno debate de cuánto de ponen malos mis niños respecto a los tuyos no es una cuestión que se comenta en el portal de casa. Seamos serios.
    Sabemos que los niños de pecho tienen menos infecciones y eso está demostrado con estudios serios, no con encuestas de "peluquería". Se cogen 1000 niños, o 2000, o 20.000 y se comparan. No vale solo mi caso, eso no es ciencia.
    Pero también sabemos que los niños que comen más patatas fritas, productos precocinados y chuches tienen más riesgos cardiovasculares que los que tienen una alimentación "sana" y a ninguna madre le sonroja reconocer que le da estas cosas a sus hijos.
    Lo hacemos porque nos da la gana, no? Pues con la lactancia igual.
    No oigo a ninguna madre decir: sí, le doy croquetas precocinadas porque no tengo tiempo de cocinar o porque a mí me salen fatal o porque así, veo la equivalencia energética y sé exactamente lo que está comiendo ¿¿¿¿????
    SE LAS DOY PORQUE QUIERO SEÑORAS Y SI LES PARECE MAL, ME TRAEN UN TUPPER DE SU CASA CON UNAS RECIÉN HECHAS.

    Por cierto ¿en estos debates alguna vez se saca algo en claro?
    Es sólo una duda que me planteo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:45 p. m.

      Éste es el mejor comentario que he leído hasta ahora... Es que no hay más...

      Eliminar
  59. Anónimo5:33 p. m.

    Me gusta mucho ver cómo alguien trata este tema con valentía. No había oído a nadie, y menos aún por escrito, hablar tan claro sobre la lactancia. Yo le di el pecho a mi hijo mayor durante tres meses. Tres meses que pasé pegada al sacaleches ( no diré nada de grietas, mastitis, heridas y lágrimas para dar de mamar) y sintiéndome la peor madre del mundo porque el niño no me cogía la teta. Cuando me quedé embarazada del segundo, mi marido dijo que no pasaba más por aquello, lo comenté con mi ginecólogo, que no puso buena cara pero respetó mi decisión y al niño ni siquiera le enseñé la teta. Le di biberón desde el primer día. Pero tuve que aguantar las malas caras de las enfermeras de cada turno, que me decían que le pusiera al pecho y no me querían traer el biberón, y de una parte de la familia y conocidos, que no entendían que fuera tan "mala madre" como para no intentarlo siquiera.

    No me arrepiento de nada, y si tuviera otro hijo tampoco le daría el pecho, porque para mí fue un trauma lo del primero. Respeto a aquellas que prolongan la lactancia hasta los dos o tres años, pero me gustaría que me respetaran a mí en este tema.

    ResponderEliminar
  60. Yo también creo que es una decisión personal, muy personal. Me ha encantado tu artículo, felicidades!

    ResponderEliminar
  61. Anónimo6:23 p. m.

    Que bien me viene este post y todos vuestros comentarios. Aun no puedo hablar por experiencia propia pero salgo de cuentas el 18 de febrero, vamos en 10 días y aunque mi intención es darle el pecho, no me quiero agobiar con eso. Si no tengo leche, si me duele horrores, si...pasaré al biberón y listos. Y como dice mi suegra (que es fantática), cada madre sabe lo que debe hacer con su hijo que por eso es el suyo y que no vale la pena agobiarse con los comentarios de los demas. Ya veremos como me va, que la teoria es muy fácil...

    ResponderEliminar
  62. Anónimo6:30 p. m.

    Porque en un tema tan delicado escriben tantos anonimos? Marise

    ResponderEliminar
  63. Pues yo todavía le doy el pecho a mi bebe de casi 15 meses, porque él quiere y me lo pide; sino ya habría dejado de darle, simplemente por comodidad, pienso que ya empezó con su comida complementaria y que si él no quisiera no le obligaria.
    Pero .... le encanta dormir tomandose la lechita así que en éstas estamos, también me he dado cuenta hablando con otras mamis que las que le damos el pecho en ésta edad, se despiertan más amenudo que los que toman biberón suelen dormir más y sólo hacen una ó dos tomas como mucho; nosotros tenemos en toda la noche como unos cuatro ó cinco despertares. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le doy el pecho a mi niño y duerme 8 horas seguidas desde que cumplió 2 meses, no tiene que ver...

      Eliminar
  64. Anónimo6:33 p. m.

    Gracias a todas por vuestros comentarios,yo también pienso lo mismo que es cuestión de cada uno y de cada embarazo que no todos los niños son iguales.Yo estoy embarazada de 4 meses y en mi primera consulta con la matrona(a parte de todo el historial y todo el papeleo que te hace)lo primero o de las primeras cosas que me pregunto era si le iba a dar el pecho?le dije que ya se vería y ya os podeis imaginar la charla que me metió,mi contestación tenía que haber sido"ESTOY DE 7 SEMANAS QUE COÑO SE YO SI LE VOY A DAR EL PECHO"A mi marido cuando se lo conté le dió la risa...No se lo que haré o no supongo que simplemente lo que sea mejor para los dos!!

    ResponderEliminar
  65. Arantxa7:20 p. m.

    Mami de dos niños que se llevan 20 meses y que hoy me has animado a dejarte un comentario...me siento taaaaaaan identificada contigo!lo volvería a hacer,por ellos!,pero no es ni fácil ni tan bucólico como lo pintan...intentaba buscar la verdadera felicidad que me decía la teoría y sufría mucho..al final es cierto que lp disfrutas pero lo he sufrido antes..y los 5 meses aguanté..

    ResponderEliminar
  66. Este tema da mucho que hablar!!!
    Yo le di el pecho a mi hijo y si sentí esa conexión y es lo que me hizo seguir adelante porque a la semana de nacer ya tenía los pezones como dos escarolas, que grietas más horribles. Para colmo de males estuve con muchas mastitis, y las últimas no se curaron bien y provocaron abcesos en los 2 pechos. De verdad que es algo que no se lo deseo ni a mi peor enemigo. No creo que fuera porque el niño no cogía bien el pecho, porque lo hice todo como si de un libro se tratase. Además mi pequeño no estaba satisfecho nunca cada hora lo tenía enganchado y no exagero.
    A pesar de ello, creo que es bonito, pero es por esa conexión tan especial que sentí. Por eso me he vuelto a plantear volver a dar el pecho haciendo oidos sordos a los cirujanos que me quitaron los 2 abcesos. En marzo nacerá mi hija y lo voy a intentar, ojalá salga mejor que con mi hijo.
    Es una decisión muy personal y no debe de cuestionarse porque son miles las causas por las que se opta por los biberones. Yo misma sólo pude dar el pecho 1 mes y medio.
    Cuando veo a las defensoras a muerte de la lactancia materna y que te cuestionan cuando no lo haces deberían de pasar no por los abcesos, pero si por los pezones escarola.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  67. Comparto completamente tu planteamiento. Yo les he dado el pecho a mis tres chicos pero a veces me asusta ver como "presionan" a las madres que no pueden o no quieren amamantar a sus hijos. Merecen todo el respecto

    ResponderEliminar
  68. Anónimo8:51 p. m.

    Hola!
    Pues mira por donde que a mí me ha pasado lo contrario: me he sentido presionada para dejar de darle el pecho a mi hija. No sé cuántas veces he oido: "pero, todavía le das el pecho?" "hasta cuándo?","no seas tonta que te va a dejar hecha polvo"...y comentarios así. La cosa es que, en mi caso, todo ha funcionado estupendamente: mi nena tiene 7 meses, cogió el pecho al momento, no me salieron grietas, sube de peso estupendamente, me encanta darle el pecho, etc. Pues aún así tengo que estar escuchando cada dos por tres que si "ya por fin le estás dando el biberón?"
    A mí cualquier opción que sea buena tanto para la madre como para el hijo me parece genial y entiendo que las circunstancias de cada una llevan a tomar unas u otras decisiones. Por eso lo más importante es, como tú dices, el respeto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6:26 p. m.

      Sí, es verdad. Es insoportable el soniquete-taladro de la eterna pregunta "pero, TODAVIA le das el pecho?"
      Dejadnos en paz ya hombre...qué os importará a las demás cómo alimentemos a nuestros hijos.
      Parece que la lactancia materna tiene una "caducidad" y a partir de un tiempo la leche se vuelve agua y lo que antes era vínculo, ahora es "vicio".
      Yo no sé si lo preguntan sólo por ignorancia, por maldad o por envidia pero cómo cansa la preguntita...

      Firmado una madre lactante que TODAVIA da el pecho a sus hijos de 4 y 2 años...

      Eliminar
  69. Anónimo8:51 p. m.

    Yo le di el pecho a mi hijo 4 meses y medio, pero nunca lo disfruté, me parecía un rollo, me estresaba no poder ir a ningún sitio porque el quería comer cada 2 horas como mucho, no me gustaba dar el pecho en la calle o delante de otras personas. Si tengo otro hijo le daré el pecho al principio porque creo que es bueno para él, pero de conexión nada de nada, un suplicio... Soy una madre desnaturalizada :P

    ResponderEliminar
  70. Fantástico post, con diversas y variadas opiniones y todas lanzadas desde el respeto. Enhorabuena! En mi caso particular, diré que le he dado el pecho a mi hijo hasta los 18 meses porque al final me resultaba muy doloroso. El destete nos duró un mes pero finalmente lo hemos conseguido!! Tuve suerte y mi hijo se enganchó a la primera, sólo tomó un biberón, el día que nació, hasta los 6 meses. Me considero una afortunada porque pude hacer lo que quería hacer sin que nadie dijese nada al respecto. Es una decisión de la madre, sólo de ella y así debe ser respetada.
    Musus

    ResponderEliminar
  71. por la mañana vi el tema que has tratado, y ahora ya en la cama con la tablet, he tenido que levantarme porque también quiero aportar mi experiencia....Es un tema muy personal, de la madre, y también del padre.
    yo tengo 2 hijos, y a los 2 les di el pecho, a mi hijo que ahora cumplirá 25 años le dí durante un año, no tuve grietas, fue una experiencia maravillosa, de la que también participó su padre, muchas noches siendo él quien se levantaba y me lo acercaba a la cama.
    costó un poquito el destete, pero no fue traumático. Con los años me quedé viuda, y a los 36 años volví a ser mamá, y también le di el pecho, me salieron unas grietas, con un dolor espantoso, y mi pareja me recriminaba que era un poco quejica, hasta que mi hija hizo un pequeño vómito, y lleno el pijama de sangre. Aún así le di el pecho durante 2 años, como era yo quien le daba el pecho,el papá no movía ni un músculo cuando oía llorar a su hija, fue una niña llorona, y yo estaba agotada, a los dos años con la ayuda de mis padres, dejé de darle el pecho, y porque estuvo en casa de mis padres, fue realmente duro la experiencia de que dejara de tomar el pecho. Mi hija tenía una dependencia mía increible, el pediatra no detectaba nada anormal, decía que estaba enmadrada, que todavía no había roto el cordón umbilical emocional, y a veces me pregunto, si el pecho ha sido beneficioso o ha enmascarado sus sintomas. me separé cuando mi hija tenía casi 3 años, y hasta los 7 años y medio no me dieron el diagnostico de autismo.
    Creo que escuchar la experiencia de otras personas, a veces, no nos hace caer en los mismos errores. Hace 6 años, unos amigos mios tuvieron a su primer bebé, cuando ella me contaba lo agotada que estaba, lo poco que le apetecía estar con su pareja, y él hablaba de las maravillas que era darle el pecho a la niña, le dije, deja de darle el pecho ya tiene casi un año, o os separeis. Y así ha sido, él ahora reconoce que el pecho fue un factor importante de su distanciamiento.
    respeto la opinión de todo el mundo, pero si pudiera volver a elegir, aún a pesar de que me encantaba el momento que se quedaban dormiditos, y luego seguián tomando pecho, no volvería a darles más de 6 meses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6:55 p. m.

      "Princesa de nunca jamás" te leo y pienso cuánto has vivido: enviudar, separarte, el diagnóstico de autismo...muchas experiencias cuanto menos duras.

      Lo que no termino de ver con claridad (al menos con la claridad que tú sí detectas) es la relación entre dar el pecho y la separación: ya desde el principio de la lactancia comentas que tu 2ª pareja te recriminaba cosas, que no movía un músculo al oir llorar a SU HIJA...
      No parece que recibieras apoyo suficiente por su parte, no?
      ¿De verdad crees que te separaste por mantener una lactancia o puede ser que esta pareja no fuera lo que tú necesitabas y que a ello se sumara una situación difícil teniendo tu hija una enfermedad sin diagnosticar?

      Y por otro lado, tu pediatra (que no psicólogo, no es lo mismo) diagnostica que tu hija "no ha cortado el cordón umbilical" pero no se da cuenta de que a la niña le pasa algo (algo serio)...y ¿sigues dándole credibilidad y dudando de tí misma?

      Puedes tener por SEGURO que la relación que decidiste en su momento tener con tu hija (darle el pecho que no sólo es leche, sino otra forma de amor y cariño), sólo ha podido BENEFICIARLA, no enmascarar sus síntomas.
      Lo que ha recibido a través del pecho como ALIMENTO, es secundario. Efectivamente también hubiera estado alimentada con fórmula artificial.
      Pero la intimidad y el posible vínculo (que no todas establecen, pero que puede estar ahí), le ha enseñado a su hija que tenía ahí a su madre. NO HAY COSA MAS BONITA.

      No pretendo inmiscuirme, opinar "alegremente", ni criticar. Nada más lejos de mi intención. Sólo tú sabes lo que has vivido y por qué llegas a las conclusiones a las que has llegado, pero me duele que puedas sentirte lo más minimamente culpable relacionando la lactancia prolongada con el retraso en el diagnóstico de la enfermedad de tu hija.
      Si no he leído mal, la destetaste a los 2 años y se lo diagnosticaron a los 7 y medio, no? Creo que pasó tiempo suficiente como para que no te tortures relacionando los dos hechos.

      Y respecto al tema general de las separaciones, no creo que se relacionen con la forma de alimentar al nuevo hijo.
      Probablemente haya una base previa que se acentúa con lo dura que puede llegar a ser la crianza de un hijo. Estamos todas cansadas, agotadas, sin tiempo para nosotras mismas, teniendo que demostrar a la sociedad que algo TAN TRASCENDENTE como traer una criatura al mundo, NO NOS HA CAMBIADO PARA NADA (ja, quién nos habrá vendido la moto?), que podemos ser igual de sacrificadas en el trabajo, eficientes, que vamos a tener tiempo para cuidarnos y estar igual que antes, igual de seductoras y que además vamos a ser super-mamás...
      Mira cómo se llama el blog: "cómo ser una madre trabajadora y NO MORIR en el intento".
      Es que no es tan fácil y todo se resiente, TODO.

      Mucho ánimo y un abrazo.

      Eliminar
    2. Probablemente haya una base previa que se acentúa con lo dura que puede llegar a ser la crianza de un hijo. Estamos todas cansadas, agotadas, sin tiempo para nosotras mismas, teniendo que demostrar a la sociedad que algo TAN TRASCENDENTE como traer una criatura al mundo, NO NOS HA CAMBIADO PARA NADA (ja, quién nos habrá vendido la moto?), que podemos ser igual de sacrificadas en el trabajo, eficientes, que vamos a tener tiempo para cuidarnos y estar igual que antes, igual de seductoras y que además vamos a ser super-mamás...
      Mira cómo se llama el blog: "cómo ser una madre trabajadora y NO MORIR en el intento".

      Completamente de acuerdo contigo.

      no me separé por dar el pecho, pero haciéndolo pude ver con más claridad, que estaba con una persona demasiado egoista.
      esta semana he leido que muchas veces la palabra amor, se emplea de un modo que en realidad viene a significar todo lo contrario, egoismo.
      El amor verdadero, consiste en dejar a un lado las propias necesidades y deseos, para lograr lo que es mejor para otra persona. Si la elección consiste en satisfacer mi propia necesidad o deseo en contra del bien de la otra persona, el amor elegirá a esa otra persona.
      un abrazo

      Eliminar
  72. Uff Lucía que tema más delicado!!

    Desde luego que es un tema muy personal y como comentaba otra chica, sin necesidad de excusas. Hay gente que no quiere y gente que no puede. Cada uno sabe lo que mejor funciona en su casa, con la teta y con todo lo demás!!.

    A mi lo que siempre me ha tocado más las narice, es el tema de la culpabilidad, de "mala madre" y de conexiones. Si fuera por eso yo no querría a mis hijos lo más mínimo!!. Yo no los tuve en mi pecho nada más nacer, eran gemelos y nacieron con 30 semanas. Directamente a incubadora. Antes de entrar a las visitas (yo veía a mis hijos cada tres horas) habían madres llorando porqué "no se sentían madres" por haber tenido partos por cesárea.

    Yo estuve desde el primer día con leche aún siendo cesárea. Tenía dos sacaleches uno en el hospital y otro en casa. Éramos la central lechera asturiana!! Botellas "parriba", botellas "pabajo". Al principio comían tan poquito que tenía un montón de leche congelada, y me fue genial, porque después de un mes y medio hospitalizados, el estres hizo que mi leche desapareciera, pero tuve para darles hasta los casi 4 meses.

    Por suerte mis hijos, comían tanto en biberon como de teta. No tienen más ni menos enfermedades que otros niños de su edad.

    Evidentemente que si volviera a pasar por un parto (ni de coña!!) volvería a intentarlo. Pero no voy a consentir que nadie me diga como me tengo que sentir por vivir las circunstancias que me han tocado!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  73. Lo pqse tan mal por no conseguir darle el pecho y cogi tal depresion con la primera...pero con la segunda me desquite y le di wl pecho hasta el año Q ue cada cual haga lo que quiera y no sea.juzgado

    ResponderEliminar
  74. Soy fan de tu Blog, pero es la primera vez que me lanzo ha escribir. Felicidades por el tema de hoy, totalmente de acuerdo. Ante todo respeto y sentido común. Gracias!!

    ResponderEliminar
  75. Tienes toda la razón del mundo, cada una que haga lo que ella cree mejor pero que se trate con respecto la decisión.
    Yo no pude dar el pecho a mi hija. Al segundo día en el hospital la enfermera me dió un biberón por que no había forma. Con mi hijo ya ni lo intenté. No me ha hecho falta tener una conexión especial con ambos, en mi opinión no es necesario una teta para sentir ese sentimiento.
    Nunca me he sentido forzada ni de una parte ni de otra, es decir nadie me obligó a tomar la decisión.
    Me ha gustado muchísimo tu forma de enfocar el tema. Como en la vida general, se necesita más respeto en todos los temas y un poco de empatía
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  76. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  77. Hola! Mis 2experiencias dando el pecho han sido maravillosas, es verdad que al principio es complicado pero si tienes a alguien que te pueda ayudar, por ejemplo el padre, es mucho mas llevadero, en mi caso les daba a demanda pero era lo único que hacia, su papa les cambiaba el culo después de cada toma, los bańaba, compaginábamos las tareas. Yo les daba en cualquier sitio no me daba vergüenza al contrario me satisfacía lo que hacia. Y si experimente el vinculo, me encantaba acostarlos en mi cama y cuantas veces he utilizado la teta como consuelo, porque era lo único que en la mayoria de las ocasiones los tranquilizaba. Seguimos teniendo una carencia importante de falta de profesionales en la lactancia y eso repercute negativamente en las madres que se ven desbordadas e inexpertas, es solo falta de seguridad, porque todas (salvo algunos casos que no voy a entrar en ellos) podemos amamantar a nuestros hijos.

    ResponderEliminar
  78. Yo de momento solo he tenido a Martina, y se enganchó desde el momento uno, en el mismo paritorio, nunca me dolió, ni me molestó y estuve dándole el pecho hasta los 4 meses, porque quería cumplir el tiempo "mínimo" que me recomendaba el pediatra. El hecho es, que Martina votimaba mucho, hasta tal punto que del 2 al 3er mes apenas engordó, echaba casi toda la leche que tomaba. Al principio pensaba que echar un poquito era normal, pero llegó un momento en que las gasas que me apoyaba en el hombro terminaban caladas, y mi leche siempre en el suelo. Martina regurgitaba mucho y la leche materna no tenía la consistencia suficiente como para aguantarle en el estómago, y terminaba echándola toda. Cuando comenzó con los biberones y una leche especial antiregurgitación dejó de hacerlo y empezó a coger peso.
    Moraleja: aunque estoy a favor de la lactancia materna, no siempre es lo mejor para el niño. Cada caso es mundo, y por tanto, cada uno debería tener la libertad de hacer lo crea o lo que sea mejor para su hijo.
    Yo volveré a darle pecho al segundo (cuando lo tenga), pero teniendo de referencia mi experiencia con el primero. No prolongaré la lactancia si veo que no es lo mejor para mi hijo, por mucho que me insistan.

    ResponderEliminar
  79. Primero: he dado el pecho a mi hija durante 6 meses, necesité pezonera sólo un par de semanas y no tuve problemas de grietas ni nada
    Segundo: estoy embarazada de 8 meses y en principio, también le daré el pecho a esta si no hay ningún inconveniente
    Esto que has contado, de la dependencia absoluta del niño de ti Y SOLO DE TI, el agobio que supone no tener un momento para ti ni para ir al gine, se lo conté yo a una amiga que está esperando su primer niño para un par de semanas después que yo mi segunda... se quedó un poco en "shock" ... y me dio las gracias, ya que nunca nadie le había comentado este tipo de inconvenientes (aparte de los posibles problemas físicos, lo que te puede suponer psicológicamente)
    Adoro a mi hija, pero dar el pecho me supuso un gran esfuerzo mental. A la que viene, probablemente le incluya una toma en bibe a partir del mes o así para no sentirme tan... agobiada
    y por último, sobre la conexión: mi madre me dio el pecho mes y medio únicamente, no pudo más tiempo. Y la quiero con locura (aunque a veces no lo parezca). Pero lo que digo siempre cuando sale este tema y me intentan convencer... Y A TU PADRE, NO LE QUIERES IGUAL????? PORQUE A NADIE NOS DIO EL PECHO NUESTRO PADRE!!! y muchas veces me siento mal por ellos cuando sale esto
    Conclusión: Respeto, en ambos sentidos, tanto a las defensoras de la lactancia prolongada como a las madres que por el motivo que sea deciden no hacerlo!

    ResponderEliminar
  80. Anónimo11:13 p. m.

    GRACIAS DE CORAZÓM POR ESTE POST
    yO NO LE DÍ PECHO A MI HIJO, NO LO COGÍA Y SE ME DESHIDRATABA
    ME PASÉ AL BIBERÓN Y ME SENTÍ FATAL
    GRACIAS

    ResponderEliminar
  81. Ole, Ole y Ole! No soy madre, fui en bebe prematuro que no vio la teta de su mamá por distintas circustancias, pero si muchos biberones de mi papá, mi mamá y de mi hermana 14 años mayor. Crecí muy sana y hoy orgullosa de mi hermana! ;)

    ResponderEliminar
  82. Creo que se ha abierto la caja de los truenos, yo opté por la peor de las opciones, dando el pecho creo que ninguna de las 2 nos sentiamos realizadas (mi hija y yo) así que durante dos meses me saqué la leche con un sacaleches y se la tomaba en biberón, dos meses no son nada, pero menos da una piedra, jejeje Yo creo que la conexión y a la afinidad se puede conseguir o no por otras vías, nosotras practicábamos lo de las mamás-canguro y dormíamos muchas siestas piel con piel, y para mi era más gratificante que amamantarla. Yo fui feliz con mi camino elegido y respeto el de todo el mundo.

    Petonets

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre que se habla de lactancia materna nos sale la vena radical que todas llevamos dentro. Parece que hay que estar a favor o en contra, sin pensar en el extenso campo intermedio que hay en este tema.
      Yo soy defensora 100% de la lactancia materna y por eso amamanté a mis dos hijas. Lactancia exclusiva y a demanda hasta los 6 meses y combinada hasta los 10 meses. Para mí fue una experiencia maravillosa y sólo veo cosas positivas, porque mi experiencia fue muuuuuuy buena. Nunca olvidaré la sensación tan agradable que me producía tenerlas "enganchadas" a mí. Dejé de dar el pecho a la mayor con 10 meses y 2 meses después estaba embarazada de la segunda, con lo cual fue todo muy rápido y es verdad que con la segunda el tiempo había que compartirlo, pero todo es acostumbrarse.
      Ahora bien, es muy fácil hablar cuando todo te va sobre ruedas, cuando no has tenido grietas, cuando no has usado una pezonera, cuando tus hijas son comilonas y se sacian sólo con el pecho, en definitiva, cuando has tenido suerte. Al contrario que yo, he tenido amigas con auténticas depresiones por no poder dar el pecho a sus hijos y he sido la primera en hacer ver que no era culpa de ellas y animar para optar por otro tipo de alimentación cuando un niño así lo pedía. Ser una buena madre no lo dictamina el haber amamantado o no a tus hijos, aunque algunas crean que por ahí se empieza.
      Coincido con muchas de vosostras a la hora de pedir respeto sea cual sea la opción elegida. En cualquier caso, gracias Lucía por abrir este debate.

      Eliminar
    2. Anónimo7:09 p. m.

      También es cierto que parece que las que "logramos" dar el pecho (siendo lo que queríamos) hemos tenido SUERTE.
      Creo que es sólo un tópico. Claro que si todo va sobre ruedas es más fácil pero también es verdad que LO PRIMERO QUE NECESITAS PARA DAR EL PECHO ES QUERER. No digo que las que no lo han conseguido no quisieran, nada más lejos de mi intención, pero sí que cuando en el fondo no quieres, todo son "problemas".
      Yo tuve unas grietas como las de todas con mi primer hijo y un bajo peso con el segundo y ambas cosas las he superado.
      Pero no ha sido porque ha venido el Espíritu Santo a iluminarme, ha sido porque tuve confianza en mí, porque me informé, supe a quién preguntar (gente con experiencia profesional y personal), ignoré las opiniones "sin fundamento" de muchos ignorantes bienintencionados, acudí a grupos de lactancia, estudié y no me di por vencida porque ese era mi objetivo.
      Y no me comparo con NADIE. CON NADIE. Sólo yo estaba en mis mismas circunstancias personales, de recursos, de ánimo y de confianza. Cada experiencia es única.

      Como resultado superé las grietas del primero y el segundo, que ya tiene 2 años, sigue sin tener "el peso" a pesar de alimentación complementaria. ¿Y qué cara se le quedó a la pediatra pesada que sólo quería "enchufarle el bibe" y destetarle, cuando vió que la leche NO ERA EL PROBLEMA? NO SABE NO CONTESTA. El problema es que investigar, solucionar, corregir...en una lactancia que no está saliendo "sobre ruedas" exige interés, formación, estudio, capacidad de escucha...y es mucho más fácil quitarte a la madre de encima diciendo: 1 cacito raso por cada 30 cc de leche.

      Eliminar
  83. Anónimo9:45 a. m.

    lucia yo no le di ni a lena ni a leo , no pude pero si pudiera No se lo daria, me parece una exclavitud, un saludo, ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo7:17 p. m.

      A mí me parece que muchas cosas de tener hijos son efectivamente una esclavitud: levantarte por las noches, los horarios especiales de sus comidas, la introducción de la alimentación complementaria, la dificultad para encontrar tiempo para tí misma, el fin de las noches de juerga, cuidarles cuando están enfermos, enseñarles a ir al wc, cambiarles los pañales, limpiar todo cuando salpican, vomitan, chapotean, ensucian...quitar las pintadas de las paredes, trabajar COMO UNA NEGRA para poder llevarles bien vestidos o a un buen colegio (con lo bien que te gastarías el dinero en tus caprichos), aguantar sus rabietas, meter los malditos carritos en el coche, soportar a 30 niños ruidosos en las fiestas de cumpleaños, las carreras para llegar a tiempo a la revisión con el pediatra, perseguirles para que se duchen o hagan los deberes...hasta el propio embarazo es una esclavitud ya que pasas 24 horas con un alien en el cuerpo y no te lo puedes quitar de encima.

      Y además esta esclavitud de la que hablas dura POR LO MENOS, 18 años!!!!

      Me pregunto por qué el pecho es una esclavitud y TODO LO DEMAS lo asumimos como normal.
      ¿Hora de reconsiderar el concepto?

      Eliminar
  84. Ay lucia que tema acabas de sacar!!! mi madriña!!! yo tengo 2 chicos como tu, Roi el mayor tomó pecho como 2 meses y me peque Antón como tu Bosco asi como 15-20 dias... de Roi estaba super ilusionada con darle el pecho, pero el niño era grande la leche no subia total que la primera noche en casa con el niño desgañitado de tanto llorar le dimos un bibe.. pero yo seguia en mis 13 de "lactancia materna" me parecía lo mejor para el niño, bonito y en el fondo(ahora visto con la perspectiva que da el tiempo) creo que en las clases de preparación al parto basicamente venian a decirte o pecho o eres mala madre asi que creo que eso también me influyó.. total que tenía poca leche o el niño no cogia bien el pecho no se.. al final fueron 2 meses de lactancia mixta que fueron un suplicio... y lo peor cuando me di cuenta que tenía que tomar una decisión y pasar al siguiente nivel porque era de locos una teta, otra teta y 60 de bibe.. al final 1 hora dando de comer a un recien nacido...llore muchisimo mucho mucho pero al final un dia mientras le daba el pecho hablé con el entre lagrimas (y aun me emociono al recordarlo) y le dije que era nuestra ultima vez :(.... de Antón a los 15 dias tuve una depre postparto y, mi pequeñin que cogía bien el pecho tuvo que pasar a bibe proque su mami necesitaba tomar medicación.... la verdad me queda mucha pena y pienso como tu que si tuviese un tercero lo volvería a intentar.. aun asi coincido plenamente contigo es una decisión muy personal, el pecho ata mucho a la mami y puede ser bonito y yo creo que lo es pero también es muy duro y por eso debe ser una decisión no cuestionable por el entorno porque bastante ya tiene la mami como para que el resto del mundo se ponga a opinar sobre las decisiones que como mamá tomas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo7:20 p. m.

      Solo por si a alguien le surge la duda: para consultar compatibilidad entre fármacos y lactancia materna se puede consultar esta web:
      www.e-lactancia.org

      Muchos profesionales no la conocen y muchas lactancias se suspenden de forma no justificada (no hablo de tu caso ;-)
      Un besiño

      Eliminar
    2. Pues conste que no sabia lo de esta pagina! ahora que voy a ser madrina informaré a mi hermana por si las moscas!!! Graciñas!

      Eliminar
    3. Pues muchas gracias! no conocía esta web! voy a aprovechar que voy a ser madrina para informar a mi hermanita por si las moscas! Graciñas!

      Eliminar
  85. Me encantó leer tu experiencia y las de las otras madres! en este tema tenemos mucho en común, a ver cómo me va con el segundo...confieso que casi que me da más miedo la lactancia que el parto!!

    ResponderEliminar
  86. Buenas, yo tengo una hija de 28 meses que sigue tomando teta a demanda, desde el día que nació. Y no por ningún tipo de beneficio, simplemente porque las dos queremos. Y me parece muy raro, que las mamis que no dais pecho os sintáis presionadas... a mi familia, amigos, pedriatra, sociedad... me presionan para que deje de darle teta, y es así desde hace mucho. No se lo que es darle biberon a mi hija, así que probablemente no conozca esa "libertad" esta claro que el echo de dar pecho implica inevitablemente la necesidad de unión constante entre madre e hijo. Creo que es algo que cada pareja debe elegir, sin presión ni de un lado ni del otro. Que conste que para mi no fue fácil, tb use pezoneras al principio, tuve varias infecciones, llevo sin dormir una noche seguida 28 meses... pero dar teta es algo que me relaja, me hace sentirme mujer y sobretodo veo la cara de mi niña, que por desgracia poco a poco se va destetando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo7:21 p. m.

      Siempre me preguntan: ¿cuándo dejarás de dar el pecho?
      Y respondo: cuando uno de los dos se canse.

      ¿Lógico, no?

      Eliminar
  87. Mi experiencia con la lactancia materna fue horrible. Solo le di el pecho a mi hija 2 meses y todos los días sufriendo, con dolores y preocupación continuos. Mi comadrona era una "talibana" de la lactancia materna y no nos permitía dejarla y si a eso le unes lo débil que me quedé tras un muy mal parto, ser primeriza y mi nula experiencia con bebés, todo fue una. Mi hija se pasó los dos primeros meses de su vida llorando porque tenia hambre, pero mi comadrona no me permitía darle biberón porque decía que se acostumbraría y ya no mamaría y además me decía que la niña me había salido llorona y que me tenia que acostumbrar. Mi marido, que era el mas lúcido del lugar, veía claramente que la pequeña lo que tenia era hambre y insistía en el biberón, pero yo no quería, pensaba que era muy mala madre si no persistía y que seria malo para su salud, además de no tener que enfrertarme a mi comadrona. Hasta que un dia fuimos de urgencias al hospital porque el bebé no paraba de llorar y la doctora nos escuchó, viasitó a la niña, nos tranquilizó, sobre todo a mí, y...le dió un biberón enorme a la niña , que se lo tomó de un tirón y se puso a dormir. No os podéis imaginar lo bien y lo mal que me sentí l mismo tiempo!! Ni que decir tiene que a partir de ahí biberones y a disfrutar de mi bebé, un cambio radical. Es solo mi experiencia, pero me enseñó que a veces hay que hacer caso de uno mismo, de tus intuiciones y no hay que ser extremista nunca, en ningún sentido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo7:25 p. m.

      La intuición es nuestra mejor guía en la vida. Y recuerda que la decisión es y ha sido siempre TUYA. Tu matrona puede decir misa, la que siguió intentándolo fuiste tú. Ella no venía a vigilarte.

      La próxima vez ten fe en tí y valor para defender tu decisión, sea cual sea. Pero no culpabilices a otros. Siempre pudiste hacer oídos sordos y darle biberón.

      Eliminar
  88. Buenísimo post, lo leí anoche pero no tenía muchas fuerzas para escribir el comentario, serán cosas de la lactancia...Si, soy madre desde hace tres meses y estoy con lactancia materna exclusiva la verdad que no se muy bien por qué. Me explico, tuve muy mal parto y mi niña estuvo 15 dias ingresada de los cuales 6 en la UCI alimentada por sonda, el septimo día me la pusieron al pecho que enseguida cogió y aunque nunca me sentí obligada a darle pecho si me lo recomendaron dada la situación ya que sería más beneficioso a nivel inmunológico para ella asi que yo erre que erre, todo el dia en el sacaleches estimulando el pecho. Me tiraba una hora para sacar cuatro gotas, y cómo me iba a salir más si yo estaba hecha polvo del parto con un shock emocional que ni te cuento! Dirás que a qúé viene esto con la alctancia, pues bien a que parece que eres peor madre por comentar que tu no sientes esa magnifica y especial conexion que se siente al darle pecho a tu hija y a que te resulta casi casi una exclavitud. Claro que la opción la tomamos nosotras libremente pero no por ello tiene que ser lo mejor del mundo, para la niña sí pero para la madre, yo tengo serias dudas. Si por mi marido fuera a la semana le habría enchufado el biberón. Es más en el hospital en todas la tomas te ofrecian biberón de fórmula y te decían que no había que forzar el proceso y que no había necesidad de que la niña se quedara con hambre y la madre con la preocupación de que comiera la niña. los compañeros de hospital de mi hija eran en su mayoría prematuros y todos y cada uno de elloes se alimentaban de biberón asi que...Y mi hija tomaba pecho por el dia y biberón por las noches porque obviamnete yo no podia estar las 24 horas alli, y el pecho lo sigue cogiendo fenomenal, eso para las que piensan que si les das bibe ya no cogen la teta...Vaya que con todo esto quiero decir que cada uno puede (y debería) hacer lo que quisiera sin tener que lidiar (encima de todo ello) con los juicios de los demás. Cada caso es un mundo y no se puede ni se debe generalizar. Yo soy novata en esto y he preguntado mucho porque las dudas te asaltan a todas horas pero las decisiones siempre las he tomado yo como bien dices actuando según mi intuición y lo que creo mejor, que no tiene que ser lo habitual o lo que hace todo el mundo.

    Un saludo, y enhorabuena por el blog que aunque sea la primera vez que comento leo asiduamente.

    ResponderEliminar
  89. Yo solo tengo una de 19 meses y nuestra lactancia duró 5 meses, para mí también fue muy difícil y doloroso después de una cesárea y con heridas en los pezones, después dejó de doler pero mi hija no dormía mucho por lo que al volver al trabajo y dejar a mi hija de 2 meses las noches se me hacían interminables y siempre estaba cansada, así que decidí dejar de darle y me sentí mejor, resulta curioso pero yo tampoco sentí esa conexión al contrario me sentía agobiada y muy cansada.

    ResponderEliminar
  90. Anónimo8:54 a. m.

    Ya veo que esto es más común de lo que pensaba, yo estaba convencida de darle el pecho a mi hijo, así que después de un preparto de 26 horas y una cesárea complicadilla, niño a la teta!!, como muchas de vosotras con pezoneras, grietas etc, mi hijo nació con muchísima hambre (estuve embarazada 42 semanas y en las ultimas paso hambre....) así que ese momento idílico de pecho se convertiría en una pesadilla para los dos. El niño que a pesar del hambre nació muy bien de peso y grandote, no seguía cogiendo peso, yo no me lo soltaba del pecho, no me podía ni duchar, lloraba continuamente por hambre, dormía poquísimo y cuando lo hacia me colocaba un sacaleches y me quedaba dormida con el puesto del agotamiento tan grande que sentía. Cuando el niño no estaba en la teta estaba el sacaleches así que me sentía literalmente como una vaca a la que se esta ordeñando sin descanso...aparte de mis reparos para dar el pecho en publico (se que es una tontería pero es algo que no puedo remediar...)nuestras salidas eran casi nulas y aparatosas. La conexión real comenzó cuando tuve que incorporarme a trabajar y por lo tanto empezar con los biberones, mi hijo estaba mas calmado y no tenia esa ansiedad, fue recuperando peso, yo podía despegarme de él más de diez minutos, durmió su primera noche del tirón y comenzó una vida más normal. Creo que cada caso es un mundo y no hay que forzar las cosas y autoexigirnos de esa manera porque se convierte en algo antinatural...

    ResponderEliminar
  91. Mi experiencia ha sido: tres hijos que han tomado pecho 11, 9 y 14 meses, respectivamente. Reconozco que para mí ha sido una experiencia maravillosa y que me ha proporcionado un placer enorme. Por eso creo que, para amamantar a un hijo, lo primero que hay que tener es ganas de hacerlo, nunca puede ser una imposición y luego mucha suerte de que todo vaya bien y sea eficaz, porque lo primero siempre es el niño. Sin duda yo siempre lo recomiendo a quien me consulta por mi propia experiencia, pero nunca hay que obligar a nada.

    ResponderEliminar
  92. Anónimo11:23 a. m.

    Hola Lucia! Yo tengo 2 hijos y al primero se lo di solo 15 dias! me daba fiebre cada vez que tenia que darselo, para colmo se enganchaba de un pecho si y de otro no y tenia que ir con sacaleches a todas partes, aparte del engorro de ponerme los discos, llevar la pezonera porque tampo creas que le gustaba mucho con ella, ademas era de los de a todas horas, y tenia que estar tooodo el dia con el pecho fuera hubo incluso gente que dejo de venir a visitarme porque se sentia incomodo... hasta que una noche mi marido ya cansado de no dormir apenas y de vere a mii, se fue a la farmacia y compro leche que le recomendaron y esa noche se bebio todo y durmio como un bendito!!! Con el segundo lo tube mas claro, biberon desde que nacio... hubo gente que incluso me decia que era una mala madre por no darle el pecho. Incluso ha crecido mas y ha estado menos veces malo que el primero... curioso. No me considero mala madre por no darle el pecho, los quiero mas porque yo tenia una conexion con mi hijo en ese momento nada bonita... solo pensaba que se acabara... un beso

    ResponderEliminar
  93. Pedazo de post: Justo estaba pensando en escribir uno al respecto (a ver si lo hago pronto), porque es una decisión como bien dices PERSONALÍSIMA de la madre, y es increíble la cantidad de personas que se permite opinar al respecto. Yo le di el pecho hasta los 7 meses y medio a la mayor y ahora hasta los 4 meses y medio al pequeño, pero respeto profundamente a todas aquellas mamás que le dan biberón desde el principio por la razón que sea, así como también a las que se lo dan hasta que son más mayores,¡en cualquier caso es decisión de la madre!... Como dice una amiga mía: "Nosotras parimos, nosotras decidimos"... El problema es que hay quién no respeta a las madres que dan biberón y quién no he respeta a las madres que dan el pecho. Es increíble porque igual te encuentras un comentario tipo: "No me puedo creer que todavía le des el pecho" que uno como "¿Pero ya le das biberón? ¿y cómo es que no le das el pecho?", a lo que te dan ganas de responder: "¿pero y a ti qué te importaaaaaaaaaaaaaaaaa?". En fin, Lucía, lo dicho: ¡un gran post!

    Mar

    ResponderEliminar
  94. Bufffff da para muuuucho mucho!! Yo justo hoy he escrito un post en mi blog sobre el tema...pero el resumen y lo qe esta claro es que cada madre debe hacer con su hijo lo que cree mas conveniente... Si alguien quire leer un experiencia mas (por si no ha tenido suficiente ya...jejj) le invito a visitarme!

    ResponderEliminar
  95. yo sigo dando pecho a mi nena de trece meses y me encanta, sí hay para mí algo muy especial, es como un romance, yo disfruto y ella me acaricia como si me diera las gracias. Es un momento muy físico de caricias y de intimidad. De todas formas yo no soy de sacrificios, no creo en hacer las cosas por obligación. Si no me hubiera gustado no lo haría.
    No sabes lo mal que se ve cuando pasas de los 6 meses, te dicen de todo .
    Creo que la lactancia es cosa de dos personas y las dos han de querer, y a nadie más importa porque a nadie hacemos daño con la decisión que tomemos, si dar el pecho o no, cada cual lo que apetezca.
    Eso sí, no he tenido grietas ni he necesitado pezoneras ni me he puesto horarios, ahora mismo trabajo y no he perdido la leche, nunca me la he sacado, no me ha resultado traumático.
    Cada persona es un mundo y si encima se juntan dos ni te cuento.

    ResponderEliminar
  96. Anónimo3:11 p. m.

    Respecto a la conexión especial madre-hij@ al dar el pecho, no sólo no la sentí, sino que, al darme cuenta de que empezaba a experimentar incluso rechazo, decidí pasar al biberón. Y entonces, sin desesperación de mi niña, sin pezoneras, sin mi dolor y lágrimas... sí disfruté la felicidad del momento de alimentar a mi hija.
    Al próximo, después de pensarlo mucho, le daré directamente biberón.

    ResponderEliminar
  97. Anónimo2:44 p. m.

    Efectivamente es una relación muy personal, en la que termina interviniendo y opinando demasiada gente. Yo a mi hijo de 18 meses (si año y medio), le doy el pecho. Jamás me había planteado darle tanto tiempo el pecho, yo pensaba que 6 meses, como máximo 1 año y, con eso, ya sería más que suficiente... sin embrago ha surgido así, los 2 nos sentimos cómodos y sí, yo siento esa conexión especial. Es verdad que no he tenido grietas, ni que usar pezoneras a pesar de que los 3 primeros meses han sido duros... Tengo amigas que han empezado a dar el pecho y han parado porque se agobiaban, se frustraban... en definitiva, se sentían mal y creo, que ha sido una buena decisión en esos casos pasarse al biberón, ante un cambio tan importante como la maternidad,debemos estar bien para asumir el cambio y nadie debería juzgarnos por dar o no dar el pecho, o por durante cuanto tiempo decidamos prolongar la lactancia.

    ResponderEliminar
  98. Anónimo10:21 a. m.

    Hola, me llamo Carolina. Me casé con 38 años y casi a los 40 me quedé embarazada,....... lo que fue para mí una sorpresa, en el sentido de que jamás había intentado tener un bebé, y, no me preguntéis por qué, pero pensaba que no iba a resultarme fácil (la mente funciona a veces como nuestro peor enemigo). A pesar de que el embarazo fue fantástico, sentía una cierta aprensión por como reaccionaría mi cuerpo cada vez que pasaba de una etapa a otra. Me sentía 'mayor'y 'torpe', a mi marido y a mis padres los tenía machacados...pobres, qué paciencia tuvieron conmigo!!!. Pero, en algo sí me ayudo esa madurez especial que solo la edad proporciona: pensé desde el momento en el que la comadrona me lo preguntó, que solo daría el pecho si me consideraba con fuerzas suficientes. Más o menos, mi reacción interior fue 'ésta de qué va,...estoy yo ahora para pensar en eso, primero que vaya todo lo mejor posible, que nazca,... y luego, ya veremos'. No obstante, a ella le dije que 'por supuesto', o sea, di lo que quieras, que yo haré lo que considere mejor. Yo he sido una niña de biberón, y considero que es imposible tener un mayor vínculo con una madre que el que tengo con la mía. Ella, mi madre, fue la primera en aconsejarme que no me preocupara por eso, que ya se vería. Mi madre perdió una criatura en un parto anterior a tenerme a mí, así que también ha pasado lo suyo,...confío por completo en su sentido común. El parto de mi niña fue bastante agotador, mi princesa nació con 3.500 gr y muchas ganas de comerse el mundo :))))). Le di el pecho durante 6 meses, sin problemas físicos . No puedo decir que me gustara o que no me gustara: era parte de nuestra rutina, como el baño o como dormirla. Está claro en que llegó un momento en el que tuve que retomar mi trabajo al 100% (tengo un despacho profesional), y eso implicaba que la alimentación de la niña no podía depender de mí en la misma manera. Necesitaba ayuda, y tenía a mi marido y a mi madre deseosos de poder ayudarme más aún. Me considero afortunada por depender laboralmente solo de mí misma, y por haber podido disponer de ese tiempo para la niña. Pero todo-todo-todo, no se puede........... Durante el primer año, no hacía nada más que cuidar a la niña, y trabajar cuando tocó. Es decir, no ponía una lavadora, no cocinaba, no planchaba, me presentaban la casa limpia y reluciente... Un bebé necesita una dedicación impresionante, que es la que genera el verdadero vínculo, siendo el proceso de alimentación (lactancia o bibe) solo un componente más...... No me parece nada razonable pasar por un sacrificio físico (grietas, dolores...) que genera malestar y estrés a la madre, por un motivo que, al menos yo, veo claramente que es más ideológico que científico. Como os comentaba, para mí jugó mucho más en mi contra la mente que el cuerpo, y el malestar psicológico se contagia de manera cuasi-inmediata a los que tenemos más cerca, empezando por el bebé y el padre. En general, habría que analizar si no hay cierto componente de inmolación personal (sacrificio por una causa común) en algo que nos supone angustia y estar diariamente al borde del llanto, cuando el objetivo final puede cumplirse por otras vías (el biberón, en el caso que comentamos). Muchos saludos y gracias por dejarme aportar mi opinión.

    ResponderEliminar
  99. mamicanaria12:24 a. m.

    Hola Lucia, navegando por internet, he topado con tu blog, no lo he visto casi nada porque realmente me he parado en este post. Te cuento un poco mi experiencia.
    Hace 4 años nació mi primera hija, sabía que le daría el pecho y siempre cuando me preguntaban yo decía"hasta que pueda" pues bien fueron 32 meses de lactancia materna. Durante todos esos meses me dedique a informarme, a ir a grupos de apoyo a la lactancia incluso estuve como asesora para otras mamás con problemas o sin problemas, me involucré muchísimo. Leí libros del pediatra Carlos González, etc..y bueno tenía días buenos y días malos.
    Fue fácil y difícil, pero bueno creo que como todo en la maternidad, también trabajo fuera de casa y pudimos con ello.

    Hace 4 meses ha nacido mi segundo hijo, pues bien, no tengo muy claro el tener una lactancia materna "prolongada", no sé que me ha pasado, no sé si es por mi hija que me veo más agobiada, no lo sé la verdad. Tengo sentimientos encontrados que contradicen lo que yo tanto he defendido durante tantos años. Ahora mi bebé duerme en su cuna pegada a mi cama porque es mucho mejor para descansar y amamantar a demanda. Sé todos los beneficios que tiene la lactancia materna y por ello sin dudarlo le he dado desde el principio, pero mi duda es si realmente tengo ganas de llevarla más allá de 6,7,..meses.

    Leyendo tu post parece que me he sentido aliviada, y te digo el "porqué". Sé que mi decisión puede ser muy criticada a mal por las personas que me han acompañado en la lactancia materna y ese es mi mayor miedo, y no tiene que ser así y seguro que no lo es, aunque sé y lo digo con conocimiento que a veces pueden ser muy extremistas, aunque no todas las personas "ojo".

    Gracias doy a mis más allegados, mi marido, madre, suegra, cuñada..que me apoyan sea cual sea mi decisión, porque lo digo de todo corazón para mi es un momento muy delicado por el que estoy pasando. Perdón por desahogarme en tu blog, pero es que me he sentido comprendida sin ser conocida. Pero algo muy importante que siempre dije y digo y otras mamás que conocí que dieron pecho todas somos BUENAS MADRES y demos o no pecho siempre tendremos una conexión especial con nuestro hijos.

    Besossss:)

    ResponderEliminar
  100. Después de leer tu post y todos los comentarios, solo os puedo dar las GRACIAS en mayúsculas, por el respeto con el a se a tratado el tema!! Estoy a una semana escasa d dar a luz a mi primer hijo, y desde el primer momento he tenido claro a No quería darle el pecho, decisión q me ha traído algunas discusiones con mi marido, ya q el desde su total desconocimiento creía algo así, como a quería privar a nuestro hijo de salud, por aquello de que solo la leche materna aporta a un recién nacido lo q necesita!!! Mi familia me ha respetado en todo momento, pero la suya ha sido otro cantar, supongo a de ahí, el pensamiento de el!! El caso es que hoy le he dicho q por favor leyese este post y vuestros comentarios y por fin ha entendido, q mi decisión, para nada tiene a afectar a la salud de nuestro niño y ha entendido q por mi manera de ser, seria mas un suplicio q un placer y q lo q no quiere por nada del mundo ea verme sufrir. Así q una vez mas, gracias!!!! Porq igual q respeto incluso admiro a las mamás q hacen el sacrificio de amamantar a sus hijos, pido el mismo respeto para las a decidimos no hacerlo! Besos

    ResponderEliminar
  101. mamicanaria12:26 p. m.

    Hola, hace dos mese escribi el penultimo mensaje, vuelvo a escribir porque desde entonces sigo tu blog, es muy ameno y muy entretenido y porque hay muchos contenidos diferentes, felicidades ;)
    Bueno escribo para decir que ahora mi bebé cuenta con 6 meses y una semana y hemos empezado con la alimentación complementaria y poco a poco vamos con sabores y texturas diferentes, el pecho lo tengo decidido a no prolongarlo mucho más, como tu nombras al principio del post no voy a nombrar todos los beneficios que tiene la leche materna, pero creo que en este momento de mi vida mi lactancia materna termimara pronto. Con todos los mensajes que han escrito me siento aliviada y arropada, porque es verdad que a veces te sientes cuestionada, o sobre todo con la frase de.."mira, la que tanto defendía la lm hasta el año y más".
    Nunca podemos adelantarnos a lo que cuando vayamos a repetir, en mi caso tener otro hijo, a volver hacer todo igual, porque es imposible por muy informada que estés. Con mi hijo pequeño tengo la misma conexión que con mi hija la mayor que le di el pecho tanto tiempo.
    Muchos besos a todas las mamis luchadoras, y a ti en especial por abrir esta ventanita.:)

    ResponderEliminar
  102. Anónimo3:50 p. m.

    Lo principal es DECICIR LIBREMENTE lo que quiere hacer una y tb RESPETAR lo que hace la que tienes al lado.

    Soy madre de un bebé de 16 meses al que se le sigo dando el pecho a demanda. Nació por cesarea y, al principio, que me cogiera el pecho, fue un infierno! Tb iba con el millón de pezoneras esterilizadas a todos lados. Pero según pasaron los meses,se acostumbró sin pezoneras y cogio la teta de maravilla,y hasta ahora.

    En mi experiencia, diré que, si bien, para mi sigue siendo un gustazo dar el pecho, está claro, que lo de la crianza natural (en todos sus aspectos: pecho, colecho, BLW,...) no es compatible con el ritmo de vida que puede llevar una mamá de hoy en día y que te cuesta "dios y ayuda" mantenerlo!!! Yo trabajo a jornada completa y puedo dar fe ello, tienes que hacer el pino :)

    Finalmente, lo que sí me parece importante es que nos respetemos unas a las otras en las decisiones que sobre el pecho haya tomado cada una. El vinculo con un hijo, pienso, sólo depende del amor que se le dé.

    Ánimo para todas las mamis!
    Ainin

    ResponderEliminar
  103. Cuanto me alegro leer un post como el tuyo! Todo el mundo cuenta lo bonito que es dar el pecho, la relación con el niño, etc... Pero no es siempre así!
    Yo igual que tú! Con pezoneras por todas partes, un dolor, pero UN DOLOR, con el primero se me acabo la leche al mes, no era muy tragón, y con la segunda, pues como dices tú... ya tenía a Diego que tenía 4 años... Y como le dices tu a tu hijo que hay que parar 45min por lo menos en la calle porque tiene que comer la tata! En fín, a mi la lactancia me cambia el caracter... me afecta mucho... y con Chloé, al mes y pico lo deje, porque no podía... ella era super tragona, pero ya dormía muy bien... y con el pecho dolorido y rojo.
    Un abrazo y me gusta mucho tu blog. Yo tengo uno que abrí para presentar mis creaciones, pero al final hablo de muchas cosas también!

    ResponderEliminar
  104. Qué bien encontrar post así. Yo soy madre primeriza de un niño de casi 6 meses y sigo dando pecho, y espero que durante mucho tiempo todavía.
    Pero cuando estaba embarazada nadie me dijo que dar el pecho dolía de esa forma atroz. Me siento identificada con eso que dices: yo también usé pezonera durante casi 2 meses, pomaditas que no me hacían nada y sentía que me atravesaban el pecho con agujas cada vez que mi niño se agarraba.
    Yo tamién me sacrifiqué, sobre todo porque tengo una amiga madre de dos niñas que a ambas les dio el pecho mucho tiempo y me contó que a ella le pasó lo mismo al principio, así que yo la veía a ella, con su niña de año y medio, tan naturales y pensaba: "todo llegará".
    Ahora es mucho mejor, aunque tengo temporadas que, no sé por qué, todavía me duele el pecho.
    En cuanto al factor psicológico... bueno, entre la abuela de mi marido, que me pregunta todos los días si no noto que la leche me va a menos y a ver por qué no le doy biberón también; mi madre que me dice que a ver si el niño se queda con hambre; y mi marido que en cuanto el niño llora 5 minutos seguidos ya me dice que es que no me sale leche... Pues hay que tener muy claro que esto es lo que quieres, porque tu entorno muchas veces, sin quererlo, te hace flaquear.
    Para mí dar el pecho es muy cómodo, porque soy como tú, donde toca, toca, sin remilgos. Pero también es un sacrificio, porque me exige estar pendiente siempre de mi enano, de planificar mis salidas para sacarme leche anticipadamente, porque me duele, porque tengo que pensar hasta qué ropa me pongo para poder dar el pecho cómodamente (por ejemplo, un vestido sin botones delante no, porque o me despeloto entera o no hay forma...).
    En fin, que creo que lo que necesitamos las mamis es apoyo, hagamos lo que hagamos. Tener un bebé es duro al principio, el proceso de adaptación puede ser largo, y siempre hay momentos malos...
    Gracias por tratar el tema y por darnos la oportunidad de comentarlo, porque en nuestro entorno no siempre es fácil hablar de ello.
    Un saludo a todas las mamás.

    ResponderEliminar